El Ibex 35 termina la sesión con una penalización del 0,7% que le llevó hasta los 9838 puntos. Una caída que llegó liderada por Indra principalmente, con más del 7% de caída, penalizada por los resultados. En el mercado de deuda, la prima de riesgo en los 230 puntos básicos.

Jornada de caídas en el Ibex35. La bolsa española cerró la sesión, semifestiva en nuestro país, con una penalización del 0,6% que le llevó hasta los 9838 puntos. Dicen los expertos que el Ibex35 tiene una situación alcista siempre que asista a una corrección técnica sana. Miguel Méndez, de Bid Deal Capital reconoce gustarle el comportamiento del Ibex aunque “para entrar habría que esperar de nuevo la ruptura de los 10000 puntos. Si eso no sucede, podemos ver mejores precios en el corto plazo”. A estas alturas nadie duda de que “el objetivo del Ibex 35 para final de año, son los 10000 puntos”, explica Eduard García, de Caja de Ingenieros.  El resto de índices europeos tampoco consiguieron marcar un mejor comportamiento. De hecho, el DAX recortó un 0,4% en tato que el Eurostoxx 50 y el CAC-40 vieron correcciones de más de seis décimas en sus cotizaciones.


Dentro del selectivo, Indra fue el valor que más posiciones perdió durante toda la sesión. El hecho de publicar datos por debajo de lo esperado en sus cuentas hasta septiembre, le ha llevado a perder más del 7,1% y vender sus acciones en los 11,3050 euros. (Ver: Indra se desinfla tras la publicación de resultados)  A pocos pasos, Amadeus y Abertis tuvieron recortes de más de un punto porcentual, con lo que el próximo lunes comenzarán a cotizar desde los 26,8350 euros y los 15,4950 euros, respectivamente.

Caídas que siguieron de cerca algunos de los pesos pesados. A saber, Inditex se dejó un 1,24% en bolsa, hasta los 119,50 euros, en tanto que los títulos de Telefónica cerraron en los 12,85 euros el día en que Citi ha rebajado su recomendación sobre la operadora hasta vender.

Sacyr y Sabadell, líderes de la sesión


¿Y si nos fijamos en el resto de pesos pesados? Más de lo mismo. Santander descontó un 0,8% y cerró en los 6,4840 euros. BBVA perdió algo más de medio punto porcentual –con lo que marcó en los 8,5750 euros su último precio – con Repsol marcando los 19,66 euros al cierre, tras penalizaciones de más del 0,5%.

En positivo, apenas ocho valores. Lidera IAG que, al ritmo del 1,7% , consiguió marcar los 4,1720 euros como último precio. Banco Sabadell y Sacyr también cerraron con subidas de más de un punto porcentual, con lo que el próximo lunes arrancarán la sesión desde los 1,9040 euros y los 4,0140 euros, respectivamente.