El selectivo español comienza la sesión plano en los 9.942 puntos, acuciado por las dudas. En el punto de mira, BBVA, Banco Popular y Caixabank, que han rendido cuentas antes de la apertura y corren dispar suerte en su cotización.

El Ibex 35 abre presa de las dudas, jugando con el rojo y el verde por las fuerzas enfrentadas que tiran de él. Por un lado, BBVA y, por el otro, Popular y Caixabank, pues las tres entidades han rendido cuentas antes de la apertura.

El banco presidido por Francisco González sube un 1,18% después de comunicar que en 2013 obtuvo un beneficio atribuido de 2.228 millones de euros, un 33% más que un año antes. Destaca el aumento de su exposición a México, que se convierte en su principal mercado, mientras que disminuye el negocio doméstico en España.

En cambio, Popular cede un 2,61%, a pesar de comunicar que salió de pérdidas en 2013. También Caixabank cotiza en negativo (-0,85%) sus resultados, aunque mejoró un 118,9% su beneficio neto.

En la parte más alta de la tabla, Acciona se dispara un 3,78%. La compañía ha comenzado un proceso judicial con el ahora arruinado hombre de negocios Eike Batista por el impago de unas obras que ascienden a cerca de 400 millones de euros.

En el grupo de los blue chips, Telefónica cae un 0,30%, Repsol un 0,62%, y Santander un 0,73%, en cambio, Iberdrola sube un 0,41% e Inditex un 0,18%.

En el Mercado Continuo…
Sólo Amper (3,94%) supera las subidas de Acciona (3,78%), gracias a que podría cerrar acuerdo de refinanciación la próxima semana.

Cementos Portland se desploma un 4,37%, única compañía que supera las caídas de Popular (2,61%).