La clave estará en los resultados empresariales, porque desde el punto de vista macro el panorama es más incierto, según Jordi Padilla. A saber: el dólar cae, el crudo sube, hay incertidumbres sobre hacia dónde va la economía estadounidense y los diferenciales entre la deuda pública con la privada se han incrementado de forma considerable - con el considerable aumento de la prima de riesgo-. Además, a juicio del director de renta variable de Atlas Capital, "no hay que olvidar el tema de los créditos hipotecarios de alto riesgo en EE.UU". Con todo esto sobre la mesa, los inversores fijan su mirada en los movimientos corporativos y en los resultados empresariales y, en este sentido, estamos ante una semana clave. Y es que se conocerán las cuentas de compañías como BBVA, Santander, telefónica, Unión Fenosa. Padilla entiende que, si no hay sorpresas negativas, "deberían servir para que el Ibex consolide por encima de los 15.000 puntos".A pesar de lo incierto del momento actual del mercado, Jordi Padilla
cree que se puede estar en bolsa, porque “si bien es cierto que al mercado le cuesta subir, también lo es que le cuesta bajar”, y que no baja más allá de los 14.600 puntos. Por lo tanto, el riesgo no es alto pero, eso sí, recomienda "estar pendientes de que el mercado no rompa esa lateralidad a la baja". Y es que, si se pierden los 14.600 puntos "podríamos ver grandes dificultades".En el capítulo de recomendaciones, apuesta por estar en compañías que van a publicar resultados y que se esperan buenos: sería el cado de
Santander y BBVA.