En la semana que pasó el avance del Euro se ha extendido por encima del escollo de 1.345 dólares, hasta alcanzar niveles máximos de 1.3567 dólares y desde entonces se originó el recorte parcial de las últimas sesiones. 

El quiebre alcista de esta resistencia de 1.34-1.345 dólares, representada por máximos previos para el cruce, vistos en junio y agosto pasado, nos permite favorecer hacia adelante un movimiento de subida mayor, que sea capaz de llevar los precios hacia la zona de 1.375-1.38 dólares y eventualmente hacia objetivos más ambiciosos de 1.402-1.41 dólares; área esta última representada por la resistencia principal de mediano plazo del Euro.

En relación a lo propuesto, recortes del cruce desde los niveles actuales deberían considerarse menores y con soporte en la zona de 1.345-1.34 dólares por euro, área que previamente era resistencia y ahora pasa a ser soporte, para finalmente luego la escalada alcista de la moneda europea continúe su curso y los objetivos antes propuestos de 1.375-1.38 y potencialmente 1.402-1.41 dólares logre materializarse.


Solamente en caso que veamos ajustes del cruce por debajo de la zona de 1.345-1.34 dólares, estaremos alertando ante un desarrollo correctivo más importante de corto plazo, con destino de 1.33-1.325 dólares por euro para recién luego el alza del cruce quede retomada y los objetivos alcistas arriba propuestos sean finalmente alcanzados. Estaremos atentos…