El Euríbor, tipo al que se conceden la mayoría de las hipotecas en España, cerró agosto en el nivel del 5,323%, 0,07 puntos por debajo de la cota de julio, con lo que rompe la tendencia alcista de los últimos cinco meses. El indicador ha conseguido recortar unas centésimas respecto a julio aunque continúa en niveles históricos por tercer mes consecutivo, ya que en junio superó la barrera más alta marcada hasta ahora en agosto del año 2000 (5,248%), al cerrar en el 5,361%, y en julio en el 5,393%. A pesar del descenso de agosto, los consumidores verán incrementadas las cuotas que pagan cada mes por sus hipotecas, ya que el indicador se situaba en tasas más bajas en agosto de 2007. No obstante, este incremento será menor que el que soportaron los consumidores que revisaron su hipoteca en julio.
En concreto, para una hipoteca de 141.939 euros (importe medio en junio según los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística), un diferencial del 0,50% y un plazo de amortización de unos 26 años, los usuarios pagarán en agosto unos 56,26 euros más al mes y unos 675 euros más al año. Asimismo, los usuarios que tengan contratada la revisión de su hipoteca de manera semestral experimentarán un incremento de unos 82 euros al mes y unos 980 euros al año, ya que el Euríbor en febrero se situaba en el 4,349%, muy por debajo del nivel actual. La volatilidad ha sido la tónica dominante en el comportamiento de este indicador durante agosto, mes en el que las perspectivas sobre un posible recorte o mantenimiento de los tipos de interés por parte del Banco Central Europeo han permitido su descenso. En concreto, el Euríbor ha oscilado durante todo el mes de agosto entre la cota diaria del 5,359% y el 5,301%, llegando incluso a soportar en un sólo día recortes o incrementos de unas veinte décimas, como el registrado ayer, jornada en la que la tasa diaria se situó en el 5,329%, desde el 5,306% que marcó el miércoles. La tasa diaria de hoy se situó en el 5,335%. BAJARÁ A FINALES DE AÑO. Los expertos creen que la caída en agosto podría ser un indicador del comportamiento hasta diciembre, pero recuerdan que las tensiones continúan en el mercado crediticio, por lo que no pueden descartarse del todo nuevos repuntes. En cualquier caso, subrayan que si se producen, serán más moderados que hasta ahora. A su juicio, el Euríbor podría cerrar 2008 ligeramente por encima del 5%, varias décimas por debajo del nivel actual, y destacan que uno de los motores que podría contribuir a este descenso es una moderación en el precio del petróleo, ya que esto provocaría una bajada del Indice de Precios al Consumo (IPC) y, a su vez, una posible bajada de tipos por parte del Banco Central Europeo (BCE) Los expertos de Selftrade creen que si el BCE lanza un nuevo mensaje al mercado de tranquilidad y deja entrever una posible bajada en alguna de sus próximas reuniones, el Euríbor lo recogerá en forma de bajada. Los analistas de Atlas Capital, por su parte, coinciden en señalar que el Euríbor no abandonará el nivel del 5% de aquí a finales de año y subrayan que su bajada será moderada hasta situarse entre la cota del 5,15% y del 5,25%. Asimismo, los expertos de Renta 4 destacan que la prima de riesgo en el mercado continúa siendo elevada y que aún acecha la falta de liquidez, por lo que estos dos factores impedirán que el Euríbor baje de manera significativa a medio plazo. El Euríbor ha repuntado unos 0,656 puntos desde que estallara la crisis subprime en agosto de 2007, ya que entonces se situaba en el 4,666% frente al 5,323% del este mes de