Según han informado las dos entidades al organismo regulador, el FROB está estudiando la fusión y ha acordado poner en marcha las medidas necesarias para llevarla a cabo.
 
Según ha comunicado la Comisión Nacional del Mercado de Valores,  la Comisión Rectora del FROB, en su composición reducida, ha acordado poner en marcha las medidas necesarias para analizar la reordenación de sus entidades de crédito participadas, mediante la fusión deBankia y BMN explorando, al mismo tiempo, otras posibles alternativas para maximizar el valor de las mismas y, por tanto, optimizar la capacidad de recuperación de las ayudas públicas. Para la realización de estos trabajos el FROB procederá a la contratación de asesores externos.

Por el contrario, añade que en el caso de que se llevara a cabo "exigiría la posterior adopción de la decisión final en una comisión rectora con representantes de los ministerios de un Gobierno en plenas funciones, y dentro del marco legal aplicable, en particular de ayudas de Estado, previa obtención de las autorizaciones correspondientes".

El FROB ha informado su intención de comenzar el estudio de la posible fusión a los presidentes de ambas entidades, José Ignacio Goirigolzarri y Carlos Egea, con el fin de que adopten las medidas correspondientes en el marco de actuación y competencias de sus órganos de Gobierno.

Bankia, por su parte, ha señalado a la CNMV que "a fecha de hoy" la actuación del FROB supone "exclusivamente" una actuación de estudio "sin que, hasta el momento, se haya tomado decisión alguna para que la mencionada transacción se lleve a cabo".

"De tomarse alguna decisión, se realizaría el correspondiente anuncio", añade la entidad presidida por José Ignacio Goirigolzarri, que añade que cualquier posible operación de integración "se realizará con la finalidad de maximizar el valor del grupo" para todos sus accionistas y optimizar la capacidad de las ayudas públicas.
Por su parte, BMN ha indicado que procederá a analizar y decidir los trabajos y estudios a abordar "que permitan avanzar con todas las garantías, con la máxima protección de los derechos e intereses de los accionistas y con pleno respeto a la legalidad".



El FROB controla un 65% de Bankia a través de BFA, el mismo porcentaje que posee de BMN.