Wall Street parecía animarse al calor de los datos macroeconómicos y de las buenas cuentas de HP. Sin embargo tal y como explica Diego Escribano, director de asesoramiento privado de Fortis Banca Privad, “ni Hewlett Packard ni Yahoo han hecho aguantar a los índices”. “Los buenos resultados y estimaciones de HP están ahí –explica el experto- aunque no es menos cierto que sus ventas son un poquito peores para 2009 aunque mejora su BPA” pero “en líneas generales son cifras muy positivas” y también lo es lo de Yahoo porque “Microsoft iba a pagar 47.500 millones de dólares por la compañía y ahora cotiza en 16.500 millones, 30.000 menos que la oferta”. “Yahoo sube un 11% por las negociaciones para que Microsoft le ope” pero “ni aún así el tema mejora”. Escribano matiza, “Wall Street abrió en positivo pero el mercado tiene ganas de testar los mínimos en 840 y si rompe estos niveles una recesión grande nos marcaría niveles de 760 puntos en el S&P”.
El experto apunta a que “Papa Noel no llegará ni en Reyes porque las encuestas dicen que la intención de gasto de las familias es muy desfavorable” y “sería necesaria una política fiscal de máximo apoyo a la familia, a las pymes, vía cheques o recortes de impuestos”. Sin embargo, eso “no llegará ni en enero porque Obama hasta entonces no tomará posesión del cargo”.”El consumidor estará mal y no hay ayudas”. Para el director de asesoramiento financiero, “veremos la auténtica cara de la recesión en este trimestre y el primero de 09 y el consumidor no estará para fiesta”. “Va a haber mucho carbón y eso que el barril tiende a 50 dólares, el consumidor se resiente y con ello los balances de empresas y la dificultad para refinanciarse”. En definitiva, “vivimos un entorno de recortes: plantilla, costes… Lo que es normal en un ciclo bajista pero en la recesión más importante que hemos vivido en los últimos 80 años”.

“No creemos –matiza- que entremos en depresión, no tiene nada que ver con el 29 porque todos los gobiernos son conscientes y están poniendo toda la carne en el asador, más madera que es la guerra, que decían los Hermanos Marx”. “Las autoridades vacían la despensa y ponen todo lo posible para que el sector financiero haga sus deberes y preste liquidez. Hay medidas pero son muy lentas”. A tenor de la caída de precios industriales, el experto apuesta porque “ hay que poner todo lo que se pueda y ahora la inflación y los precios de la producción han caído de manera importante por lo que hay luz verde para que la FED el 16 de diciembre recorte tipos de nuevo, hay que ponerlo todo encima de la mesa”.

Con este panorama, “no es momento de entrar en renta variable”. “En estos niveles de soporte con la posibilidad de ver un cierto abismo hacia los 760 puntos del S&P 500, viendo que los datos macroeconómicos no aguantan hay que mirar a otros lados, bonos, renta fija privada, a 6 ó 9 meses donde hay rentabilidades por encima del 5,5% TAE”. “No es tiempo de apostar y máxime teniendo en cuenta que en este cuarto trimestre y el primero del año veremos los más fuerte de la recesión”.