Tal y como era previsible, el Banco Central Europeo (BCE), ha mantenido sin cambios su política monetaria en su última reunión celebrada hoy en Frankfurt. La autoridad monetaria mantiene los tipos y reitera el calendario para el fin del QE.

El BCE ha decidido mantener los tipos sin cambios. Así, el precio del dinero sigue estando en el 0% y la tasa de depósito continúa en el -0,40%. “El Consejo de Gobierno del BCE espera que los tipos de interés se mantenga en estos niveles por un largo periodo de tiempo y bien pasado el periodo durante en el que se mantenga la compra de activos”, asegura.

Prácticamente todos los expertos del mercado coincidían en que durante la reunión de hoy la institución que preside Mario Draghi no iba a tomar decisión ninguna. La incertidumbre geopolítica y la mayor debilidad de los datos económicos conocidos recientemente en la eurozona han hecho que la autoridad monetaria prefiera ser más cauta.

De hecho, el BCE ha reiterado que el programa de compra de activos en el que la institución está invirtiendo 30.000 millones de euros cada mes “está diseñado para mantenerse en marcha al menos hasta finales de de septiembre de 2018 o más adelante, si fuera necesario. Y, en cualquier caso hasta que el Consejo de Gobierno vea un ajuste sostenido en el rimo de la inflación coincidente con su objetivo” que en estos momentos se mantiene en el 2%.

Como viene siendo habitual, la institución monetaria reitera que seguirá reinvirtiendo el principal de los bonos que alcancen su vencimiento por un “periodo extendido de tiempo hasta el final del periodo de compra de activos y, en cualquier caso, tanto tiempo como sea necesario”, señala.

Habrá que esperar a la reacción de los mercados con la rueda de prensa del presidente del BCE a partir de las 14:30

EURUSD

EURUSD