Escasas son las empresas que han comunicado su intención de abonar dividendo a los accionistas en el mes de febrero, no obstante, entre los pagadores se encuentra uno de los grandes, Santander.