Sinceramente, una noticia positiva tras cuatro semanas negativas. El dinero es clave. Por ejemplo, en un escenario macro como el actual a la pregunta de a qué destinarán las empresas el elevado cash flow la respuesta parece clara: a recomprar acciones.

Pero esto lo veremos más adelante. Mientras, debemos preocuparnos por el dinero del inversor final. Y es en este punto donde encuentro una noticia positiva. Así, durante la última semana hubo entradas netas de dinero en fondos USA de bolsa por 2.1 bn.$. Claro que también hubo entradas por 1.8 bn. en fondos de renta fija (con rentabilidades, en el caso del treasury, mínimas históricas). Incluso esto último tampoco me parece negativo, considerando el pánico que ha dominado a los inversores en este mes de agosto llevándolos a liquidar posiciones de riesgo. El dinero llama a dinero; pero aún es muy pronto para hablar de esto.

Miremos un momento atrás: en julio hemos visto salidas netas de dinero en fondos de bolsa USA por una cifra superior a 22 bn. Y apenas la mitad se tradujeron en entradas en fondos de renta fija. Pero es que agosto la situación ha marcado historia reciente, al menos desde el punto más crítico de la Crisis financiera a principios de 2009.

Nuestras estimaciones apuntan a retiradas de dinero de las bolsas mundiales equivalentes a más de 100 bn. $ desde mayo, lo que explica pérdidas en los índices promedio mundiales del 19 % en este periodo. Más de 42 bn. sólo durante el mes de agosto (45 bn. de ventas en febrero de 2009). Más de 30 bn. desde bolsas desarrolladas y de 12 bn. desde emergentes. De más a menos en ambos casos, aunque durante la semana pasada aún vimos ventas netas de más de 2 bn. de fondos sobre mercados emergentes. En lo que llevamos de año las salidas netas totales alcanzan los 68 bn. $. Pero, como decía al principio, agosto ha sido el primer mes desde septiembre de 2008 en que hemos visto salidas netas de dinero desde el conjunto de fondos en bolsa, renta fija y dinero. En el caso de los fondos de renta fija globales, ventas netas por 16 bn. (pero más de 99 bn. entradas netas en el año). En el caso de los fondos de dinero, las ventas netas en agosto ascienden a 18 bn. Tranquilos: las entradas en el año superan los 270 bn. en este tipo de activos.

Concretar las razones para todo este pánico parece fácil: comenzando por el temor a una Crisis de deuda USA ante la falta de acuerdo sobre el techo de endeudamiento, el temor a una nueva recesión (mundial), resurgimiento de los temores sobre la banca desarrollada y naturalmente la aún pendiente Crisis de deuda europea. ¿Se han superado estos miedos? Afirmarlo con un VIX en niveles del 35 % sería engañarnos. Los bancos centrales tienen margen de maniobra, aunque también es evidente que la situación actual no se reconduce tan fácilmente como la existente en verano del año pasado. Son los gobiernos los que deben actuar. Y los datos económicos los que deben confirmar un escenario de bajo crecimiento y no de recesión. Y los mercados ya están comenzando a descontar este último escenario. Aunque yo prefiero verlo como que los mercados no descuentan nada. Simplemente su comportamiento es el resultado del pánico irracional. Esperemos que retorne el miedo "racional". Esto sería positivo.