La bolsa de Nueva York parece estar latente ante la publicación hoy de la decisión de la Fed sobre tipos de interés, los cuales, “mantendrá inalterados”, cree Juan Carlos Castillo Montero, director de análisis de Capital Bolsa, quien, además, considera que “lo más importante será conocer qué es lo que la Reserva Federal va a hacer con los incentivos económicos de su plan de recompra de activos hipotecarios”.
Al hilo del sector hipotecario, hoy se ha conocido que las solicitudes de hipotecas subieron un 12,8% en la última semana. Con respecto al sector inmobiliario, el analista dice que “tocó suelo en venta en enero de este año y, desde entonces, está teniendo datos positivos” pero, el problema está en que este incremento de ventas viene dado por los incentivos estatales y por la reducción significativa de precios” “si quitara de estas cifras la compra a través de las subvenciones, los números no serían elevados”, aún así “se espera que el mercado inmobiliario toque suelo en el último trimestre del año, manteniendo después una tendencia plana en precios e incrementos de ventas”. Castillo Montero se muestra optimista y dice que “es un sector que debía estabilizarse para dar solidez a la actual crecimiento y a la salida de la recesión económica, y parece que está siendo así”.

Goldman Sach ha recomendado la compra de acciones de la empresa de comida rápida McDonalds pero, en Capital Bolsa, dicen que “no estamos de acuerdo con posicionarse en bolsa a estos niveles ya que, ante una posible corrección en torno al 10-15%, todos los sectores se van a ver perjudicados” aunque el analista reconoce que “el sector de alimentación y comida rápida es de los más beneficiados por la tendencia que tienen los americanos a comer en casa o en restaurantes de comida rápida de menor coste”.

Otra empresa beneficiada por “esta tendencia del ahorro en la alimentación de los americanos”, según el analista ha sido General Mills que, además, hoy ha publicado sus cuentas empresariales, cuyo beneficio se ha elevado un 51%. De estos resultados dice el experto que “han sido muy buenos, tanto por la parte alta de la cuenta como por la baja. Han estado por encima de las previsiones y de los beneficios del mismo periodo del año anterior, lo que muestra que, las medidas que la compañía tomó en la primera parte del año haciendo un esfuerzo en marketing y publicidad, están dando resultados”. Con respecto a la subida de expectativas para el 2010, el director de análisis de Capital Bolsa dice que “es positivo aunque algunos analistas consideramos que demasiado”. Aún así, “tenía un BPA estimado en 4,25 dólares y lo ha subido a 4,40-4,45 dólares, muy por encima del consenso de mercado, por lo que es una apuesta a considerar en el futuro, una vez que pase la corrección que se espera”.

También se han conocido este miércoles los resultados de AutoZone, cuyas ganancias cayeron un 3% en su cuarto trimestre fiscal. Aún así, Castillo Montero dice que “la compañía lo está haciendo relativamente bien. Los resultados comparables con respecto al ejercicio anterior no son demasiado significativos, ha habido problemas de ajustes de inventarios y extraordinarios, por lo que los beneficios pueden considerarse prácticamente planos”. “Ésta, -dice el analista- es una empresa que se ve favorecida por la no compra de coches nuevos y sí por la reparación de los antiguos y, esto, lo ha recogido el precio de la acción”, por ello, augura que “el beneficio en la segunda parte del año tendrá un crecimiento más suave del que han tenido en la primera parte del 2009”.

Recomendación
Desde Capital Bolsa advierten de que “a los actuales niveles se están valorando unos beneficios para el 2010 que supondría que el sector bancario ganara lo mismo o en cifras parecidas a lo que ganaba antes de la recesión financiera”, lo cual, el experto avisa de que “no es muy razonable” y es que, para Castillo Montero, “los mercados están muy sobrevalorados”. Por ello, aconseja que los accionistas “entre con posiciones alcistas con niveles un 15% inferiores a los actuales”. Las apuestas de Capital Bolsa para entonces serían “las empresas eléctricas del medio oeste, ya que van a vivir un periodo de consolidación y operaciones corporativas” y, como valor, “Jhonson & Jhonson”.