La revalorización de los últimos días "es más de agotamiento de tendencia ante la falta de noticias y que las compras no son muy decididas". De ahí que haya que tomarse agosto con cautela.

La revalorización que están experimentando los índices dan continuidad “a las compras de los últimos días pero tengo la sensación de que un tirón de agotamiento de tendencia, porque no hay compras muy decididas ante la ausencia de noticias”, explica Alberto Roldán, director de análisis de Inverseguros.

Grifols. Cuando todo lo potencialmente bueno de una compañía se descuenta del precio, “poco más le queda que ofrecer a los inversores. Está muy cara, cuando se están pagando 23-25 veces los beneficios en una compañía que sigue ofreciendo un volumen importante, hay poco que ofrecer en estos momentos”. La realidad dice que cuando compramos compañías caras, las tendencias tienden a morir y es el caso de Grifols.

BME. Desde los 14 euros que ha rebotado y lleva 4 euros de ganancia, lo que puede hacer que haya cierta salida de papel. El valor sigue siendo buena compañía, en el peor entorno posible de beneficios sigue estando orientada a la rentabilidad por dividendo, cuida mucho al accionista y es una compañía que sólo puede tener recomendaciones positivas.

Caixabank. Tiene todos los problemas del sector bancario,” hasta que en septiembre no tengamos la ayuda oficial, creo que tendrá tirones especulativos en el mes de agosto. El sector se tomará una pausa, verá donde se dirige el tema regulatorio y cautela con los bancos y ojo con las euforias”.

Es momento de hacer algo de beneficios, esperar alguna noticia que descontar y tomarse agosto con cautela.

Declaraciones a Radio Intereconomia