El precio del Brent aguanta hoy por encima de los 30 dólares el barril, a pesar de que hoy la Agencia Internacional de la energía ha dicho que la sobreoferta del mercado podría superar las previsiones de la institución. En este entorno, los analistas de Morgan Stanley han claudicado y han optado por recortar a la mitad las previsiones de precio del barril para los próximos años. Pero, ¿es lo que opina todo el mundo?
 
La Agencia Internacional de la Energía lo tiene claro, la oferta y la demanda no se van a encontrar este año, con lo que debemos acostumbrarnos a precios bajos del petróleo. Lo ha dicho hoy en su informe mensual al afirmar que la demanda podría caer en los países desarrollados y que los productores seguirán inundando el mercado con combustible. Es decir, parece que la situación no va a cambiar mucho.

En concreto, la agencia afirma que este año nos encontraremos con 1,75 millones de barriles más al día debido a la llegada de Irán al mercado tras levantarle las sanciones y a que otros países como Arabia Saudí siguen aumentando sus cuotas.
 
En los últimos días hemos visto como una gran cantidad de firmas de análisis como Credit Suisse, Bank of America Merrill Lynch, Barclays, Citi o HSBC recortaban sus previsiones y hoy le ha tocado el turno a Morgan Stanley. Los expertos de la entidad piensan que el petróleo se va a mover en un rango de entre 20 y 30 dólares hasta el año que viene.

Petróleo morgan stanley
 
Hasta ahora, los analistas de esta firma, en línea con lo que opina el resto del mercado esperaban que el barril se recuperaría a lo largo del ejercicio y que terminaría superando los 55 dólares.

Por si fuera poco, los analistas de Goldman Sachs decían en una entrevista con Bloomberg Televisión que consideraban la posibilidad de que el precio del petróleo pudiera caer por debajo de los 20 dólares el barril. 

Lo que está claro es que la mayor parte de las entidades no se ponen muy de acuerdo en la capacidad de la economía en absorber todo el petróleo producido; es decir, no coinciden en la fortaleza de la economía global.
 
Quizá por eso los expertos de Morgan Stanley son de las previsiones más pesimistas.  En Merrill Lynch estiman que cada 500.000 barriles diarios de sobreoferta repercuten en una caída de 8 dólares en el precio del petróleo, eso sí,  sin tener en cuenta “la loca volatilidad que existe en los mercados”, explican.
 
En su opinión, el exceso de oferta que cifran en el mercado es de 1,4 millones de barriles diarios, que hubieran explicado 55 de los 75 dólares de caída que ha sufrido el petróleo desde máximos.  En su opinión, el movimiento del dólar explicaría el resto.

Merrill lynch

 Sin embargo, en Merrill Lynch consideran que la situación tenderá a cambiar en los próximos años  ya que esperan un aumento de la demanda anual de entre 1,5 y 1,7 millones de barriles diarios hasta 2020. En su opinión el petróleo debería encontrar un suelo alrededor de los 50 dólares en el medio plazo.

El CIO de Natixis, Franck Nicolas, prevé que el precio podría recuperarse en algún momento del año sobre todo por la caída de la producción del petróleo no convencional en Estados Unidos.

Sin embargo en Deutsche Bank consideran que esta caída no es suficiente, ya que los productores tradicionales mantienen el ritmo.  Es más, calculan que algunos de las compañías más eficientes de Shale pueden producir sin incurrir en pérdidas con el petróleo en 36 dólares.

Produccion en eeuu


Sin embargo en la entidad alemana consideran que el aumento del gasto que va a generar en los bolsillos de los hogares la rebaja de la factura energética será positiva para las economías del mundo y se pregunta si los temores de los mercados financieros ante las caídas del petróleo no serán más que una profecía que acabe por autocumplirse.

QUIZÁ LE INTERESE LEER:
La agencia internacional de la energía vuelve a advertir sobre el exceso de producción
El oro vuelve a ser un activo refugio, pero podría tener poco recorrido
Los fondos soberanos podrían deshacer posiciones en España