M&G presenta en España el primer fondo diseñado para proporcionar a los inversores exposición a bonos corporativos ligados a la inflación.
La inflación se ha convertido ya en una preocupación de peso en la economía mundial en general y en Europa en particular, sobre todo en los últimos meses, según explica Gordon Harding, especialista de inversión del equipo de renta fija minorista de M&G Investments.
 
Los precios de las materias primas han disparado la inflación en la zona euro, a pesar de lo cual y con una estimación en la que se maneja una caída del precio del crudo para el próximo año, Harding señala que es probable que la inflación quede por debajo del 2% por esas fechas.
 
 “Es imposible saber lo que va a pasar en el futuro” se señala desde M&G Investement, por eso vemos necesario cubrir “nuestras posiciones con un fondo de gestión activa”. Y esto es precisamente lo que ofrece el M&G European Inflation Linked Corporate Bond Fund.
 
Para una flexibilidad total que pueda adaptarse a distintos escenarios, este fondo utiliza productos derivados para reducir la sensibilidad del valor de capital a los posibles cambios en el rendimiento. De esta manera se “ofrece la posibilidad de que cualquier persona pueda cubrir sus posiciones frente a la inflación”, algo que no es nada sencillo.
 
Con el objetivo de proteger el valor del capital y los ingresos de la inflación generando un retorno consistente acorde o incluso mayor a la inflación en Europa nació este fondo en 2010, con un tamaño de 28 millones de euros. La cartera mezcla bonos corporativos de deuda con asignaciones desde AAA (13,4%) hasta B (4%). En esta distribución cobra peso la deuda de tipo A(39.5%) y BBB (20,5%).