Las consultas que he recibido mostrando preocupación por los ahorros se han acelerado estos últimos días. La gente muestra más preocupación porque le devuelvan el dinero que por sacar una rentabilidad al mismo. Los movimientos irreflexivos se suceden en los mercados financieros azuzados por el gran poder mediático de medios y plumas anglosajonas que invaden algunos dominicales salmón de tirada