Las Bolsas europeas invirtieron ayer su tendencia y finalizaron con recogida de beneficios en una jornada marcada por un decepcionante dato de IFO en Alemania y unos datos de ventas de viviendas de segunda mano en EE.UU que ofrecieron señales mixtas y cuyo efecto en los mercados no pudo ser compensado con unos favorables resultados corporativos.
SESIÓN ANTERIOR El mejor comportamiento del Euro Stoxx 50 lo registraron Nokia (+5,0%) y Siemens (+6,0%), que presentaron cifras trimestrales que en ambos casos batieron las expectativas. Tras ellos ELE (+1,1%), envuelta en rumores de posibles mejoras en la oferta de E.On. También en nuestro mercado la especulación recayó sobre un posible interés de Suez (-1,5%) en hacerse con una participación de GAS (+2,1%), lo que le llevó a liderar las ganancias de nuestro índice seguida de ITX (+1,8%), tras presentar H&M una buenas cifras anuales, y BKT (+1,1%) también envuelta de nuevo en rumores corporativos. La renta fija siguió perdiendo terreno en la que el volumen volvió a ser razonable. Ni un IFO bastante peor de lo esperado (en línea con nuestro pronóstico) pudo dar soporte más que temporalmente a la deuda europea. Tampoco los datos estadounidenses pudieron hacer lo propio en la sesión vespertina. Una serie de malas subastas de bonos soberanos (Alemania y UK) pueden tener bastante que ver en el que parece el penúltimo aumento de rentabilidades. S&P mejora la calificación de ThyssenKrupp (BBB, A-2; Est). PREVISIONES PARA EL DIA Hoy, como ayer, la atención macroeconómica estará puesta en dos referencias: una europea y otra estadounidense. En Europa destacará la M3 de diciembre, de la que se espera una ligera desaceleración, aunque todavía estaríamos en niveles muy altos (lo que supondría riesgos inflacionistas derivados de la alta liquidez del sistema). En EE.UU. destacará el segundo dato de la semana relacionado con el mercado inmobiliario (ventas de viviendas nuevas de diciembre) del que se espera una nueva aceleración. El día será muy ligero en lo que a resultados empresariales respecta, tan sólo destacará Caterpillar. Una nueva débil subasta de bonos en EE.UU. y comentarios de alerta sobre la inflación desde BCE provocan una apertura bajista en Europa. Para cerrar la semana, tenemos una importante batería de datos en EE.UU. que volverán a poner a prueba los soportes del mercado. La pendiente de la curva abre al alza, con aumento de diferencial respecto al mercado estadounidense.