Ayer por la tarde, con el mercado cerrado, la inmobiliaria Colonial anunció sus cuentas del 2015, un ejercicio en el que ganó 415 millones de euros, cifra que le anima a volver a repartir dividendo. Mientras, la acción sigue encajonada en un lateral.

Colonial comunicó ayer por la tarde que en 2015 había obtenido un beneficio de 415 millones de euros, no comparable con el de 2014, que fue de 492 millones, porque parte de ese resultado formaba parte de un apunte contable positivo fruto de la desconsolidación de Asentia, la filial en la que agrupó los activos malos.
 
Los ingresos por rentas de la inmobiliaria aumentaron en pasado ejercicio un 9%, hasta los 231 millones de euros.
Colonial redujo su endeudamiento en 1.04% puntos, hasta el 41,8%.

Tras dar a conocer estas  cuentas, el consejo de Colonial ha decidido volver a repartir dividendo, acabando así con una década de sequía de remuneración a los inversores. La empresa propondrá en la próxima junta de accionistas el reparto de un dividendo de 0,015 euros por acción, lo que aportaría una rentabilidad del 3%.

resultados colonial

 
Colonial recibe estas cuentas y anuncia la vuelta al dividendo con el valor sumido en un largo lateral. De hecho, se mueve entre los 0,50 y los 0,65 euros desde hace casi dos años. Desde diciembre está desarrollando un canal bajista dentro del lateral y ayer al cierre fue a probar la parte alta de dicho canal. Si perfora los 0,60 euros, podría ir a buscar los 0,65. En cambio, si vuelve abajo, Colonial podría descender hasta los 0,50 euros.
 
colonial


Además, el ataque a los 0,60 euros también implicaría la superación de la media móvil de 40 sesiones, lo que mejoraría la tendencia del precio en el medio plazo pues, como se puede ver en los indicadores técnicos premium, Colonial es actualmente una acción bajista, tanto en el medio, como en el largo plazo, pues tenemos que recordar que marcó sus máximos históricos en 413 euros en julio de 1989. 

colonial