Las acciones de la compañía se revalorizaron sustancialmente en su regreso a cotizar después de que fuera suspendida el pasado viernes tras conocerse que Black Toro Capital se hacía con el 49% de su capital. Su retorno ha sido realmente explosivo y con una gran verticalidad en su movimiento.
 
Desde el comienzo de la jornada los títulos de Carbures se han disparado nada más y nada menos que un 10%, en su vuelta al parqué. El pasado viernes fueron suspendidos de cotización en el mercado bursátil (la compañía cotiza en el MAB) poco antes de comunicar que Black Toro Capital alcanzará el 49% del capital de Carbures y se convertirá en el principal accionista de la firma.

Se trata de una operación en la que capitalizará deuda de la compañía por valor de 45 millones de euros. Para ser más exactos, Black Toro Capital logrará este porcentaje accionarial como parte de un acuerdo en el que tanto esta firma como otros cuatro acreedores han decidido convertir un total de 55 millones de deuda en 'equity' como "muestra del firme compromiso que mantienen con la compañía", afirmaba Carbures a través nota de prensa.

Por otra parte, Carbures ha anunciado además que realizará una ampliación de capital por compensación de créditos con el objetivo de rebajar su deuda en 55 millones de euros y así prepararse para financiar su crecimiento orgánico.

Con todo, el valor ha gozado de una gran volatilidad durante la mayor parte del inicio de la sesión. Efectivamente, ha llegado a revalorizarse hasta más de un 10%, aunque ha terminado moderando esa fuerza en las subidas. El tono medio ronda de más del 3% hasta el 7%. Una gran celebración ante la noticia que ha pesado en esta evolución.