EE.UU sigue siendo el referente de la economía mundial, y en 2013 protagonizó un rally alcista que muchos aventuran que ha tocado techo. Más aún porque deberá superar el reto de ser capaces de consolidar ese crecimiento a pesar de la preocupación por la retirada de estímulos de la FED, que ya ha comenzado de forma muy sutil, el denominado y temido tapering, que por efecto dominó, podría traer problemas a los mercados emergentes.

Evan Bauman, gestor de Legg Mason ClearBridge US Aggressive Growt





¿Cu
ál es su valoración del mercado USA?
Tenemos una opinión más neutral respecto al mercado de renta variable de Estados Unidos en general, pero somos positivos con las compañías que tenemos en nuestro fondo. Quiero decir que somos más cautos de lo que éramos hace un año y, desde luego, mucho más de lo que éramos hace tres o cuatro años. En un momento en el que la liquidez continúa siendo abundante y los bancos centrales aún mantienen políticas relativamente acomodaticias, las compañías tienen grandes reservas de efectivo, aunque gran parte de esa liquidez viene de fuera de EE. UU. Pero lo más importante para nosotros es si las compañías utilizan sus balances para seguir creciendo. En mi opinión, 2014 será un año en el que va a ser mucho más importante lo que tienes en cartera, frente a tener simplemente exposición al mercado.



¿Qué sectores cree que tiene mayor potencial de revalorización?
Nos centramos en áreas con un tipo de crecimiento defensivo y en las que vemos un componente de innovación. Entre los sectores a los que estamos dando más importancia se encuentran el farmacéutico (biotecnología), el energético (compañías globales con exposición a varias regiones), el tecnológico (almacenamiento de datos, las redes sociales o iluminación LED) y consumo discrecional (operadoras de cable y medios).

Desde su creación en 2007, el fondo ha acumulado una rentabilidad del 87,82%, batiendo a su índice de referencia, el Russell 3000 Growth Index y al S&P 500, que registró una rentabilidad del 52,32% durante el mismo periodo ¿cuál es el secreto para generar rentabilidad a largo plazo?

Adoptar una visión a muy largo plazo y haber mantenido nuestro estilo de inversión a pesar del aumento de la volatilidad durante los últimos 30 años. Cuando algunos inversores ven entre un 2% y un 5% de rotación en un fondo de crecimiento lo cuestionan, pero hemos llegado a la conclusión de que la mejor manera para obtener una rentabilidad superior es invertir a largo plazo en compañías que cotizan más baratas que el mercado pero que lo superan en términos de crecimiento. Todas las ponderaciones sectoriales vienen dictadas por la selección de valores. Mantenemos nuestras posiciones en compañías teniendo en cuenta los fundamentales y las características de crecimiento, no que está y que no está en un índice. Es importante buscar compañías que puedan crecer en cualquier entorno.

¿Para qué perfil de inversor es más adecuado?
Es una buena oportunidad para aquellos que busquen invertir en un fondo de grandes convicciones, flexible en cuanto a la ponderación de los sectores y con una baja rotación, cuyo objetivo es la apreciación de capital a largo plazo. Asimismo, el fondo se desvía bastante de los índices de referencia de Estados Unidos, lo que permite diversificar la exposición al mercado norteamericano frente a otros fondos más ligados a índices.


¿Cuál es la filosofía de inversión?
Nos mantenemos más centrados en las compañías que tenemos en cartera que en el mercado en su conjunto. Ponemos énfasis en la fortaleza de los balances y la habilidad de nuestras compañías para generar flujos de caja. Este enfoque no ha cambiado en los 30 años de gestión de la estrategia Aggressive Growth. Si bien es cierto que el contexto económico ha mejorado mucho comparado con el que teníamos hace cuatro años, continúa presentando retos. Por ello, queremos compañías que puedan controlar su propio destino y lograr un crecimiento de ingresos real y orgánico en este entorno. Nuestro objetivo es invertir allí donde encontremos crecimiento de beneficios y del flujo de caja, así como buenos equipos de gestión y balances fuertes.

Esta entrevista puede verla completa en la revista Estrategias de inversión.  Pinche aquí para verla