Josep Prats, responsable de Gestión de Patrimonios de Ahorro Corporación, analiza la situación técnica y fundamental de algunos de los principales valores del mercado.

La semana viene marcada por una sucesión de previsiones sobre el crecimiento de nuestra economía a cual menos halagüeña. El Ibex 35 acumula, además, dos jornadas consecutivas de pérdidas arrastrado por la gran banca. A este respecto Josep Prats considera que “el problema de la banca española es sólo uno y muy grande: el préstamo a los promotores. Hay que pensar en dotaciones muy grandes porque gran parte de este suelo no va a tener valor. Los bancos podrían asumir unas pérdidas del orden de 130.000/140.000 millones de euros, esto nos llevaría a una dotación total de unos 200.000 millones de euros que un momento dado nos llevaría a perder. La burbuja inmobiliaria habrá hecho un roto impresionante a la banca española. El problema de aflorar todos estos errores pasados ha condicionado mucho la política de financiación a las empresas y lo ha ido detrayendo de otros sectores que podrían haber sido más viables.”

En este sentido, “BBVA y el Banco Santander tienen que recuperar claramente. Este descuento importantísimo sobre libros no se sostiene y tomar decisiones precipitadas en este momento no es aconsejable. El que tenga bancos tiene que aguantar porque esto aún puede durar unos meses, pero no puede durar años.”

Entre las entidades financieras, la banca francesa es quizás una de las más castigadas. “Los bancos franceses en general están cotizando muy por debajo de 5 veces valor en libros. Aunque revisen a la baja la triple A de Francia no debería suponer nada teniendo en cuenta que Estados Unidos también tiene el rating revisado a la baja y no están sus bancos como los franceses. La histeria sobre el sector financiero se irá disipando y creo que es un momento excelente para comprar bancos franceses”.

En terreno de recursos naturales, Iberdrola es, según el analista, “un valor de menor riesgo, aunque se revalorizará menos que los bancos también porque la caída ha sido menor. No tiene una posibilidad de caída adicional en relación a los precios actuales. Evidentemente, es un buen valor, con un buen dividendo y, sobre todo, nos va a dar cierta tranquilidad en la cartera.”

Gamesa “con la caída que lleva acumulada no tiene sentido venderla ahora. Es un valor que hay que confiar en él. Las energías renovables sí tienen una cabida en un mundo en el que vamos a asistir a un incremento del consumo de energía. Gamesa es una de las líderes mundiales y considero que los precios actuales son demasiado bajos”.

Siguiendo con el tema de energías, el analista se refiere a Solaria asegurando que “no recomendaría este título. Es una compañía que, en este momento, no ofrece un buen momento de inversión. Así como he recomendado Gamesa vía eólica, en este caso, los precios (de la producción de energía solar) están muy lejos de lo que es rentable y no es momento de grandes subvenciones. Los ajustes que vienen en toda Europa no son propicios para este tipo de energías.”

Preguntado el analista por Vueling afirma que “es una compañía buena, que poco a poco se va introduciendo en el sector de aquellas personas que viajan habitualmente por motivos de trabajo y cuyos resultados podrían mantener los beneficios este año. Al precio al que se encuentra es un buen precio y lo recomendable es mantenerlas”.