Ana Rafels, asesora de Inversiones de Ana Rafels EAFI, analiza técnicamente la situación de BBVA y Banco Santander.

BBVA:
“En enero del pasado ejercicio inició un movimiento correctivo bastante significativo que nos lleva a perder niveles importantes en la zona de los 6,56 euros. Cada vez que testeaba estos niveles conseguía girarse al alza con contundencia, pero veíamos que esta contundencia se iba a perdiendo hasta que rompió los niveles a la baja.

Ahora mismo luchamos por llegar a esa zona, que coincide con la zona de 32,2% de toda la zona del movimiento bajista y que nos lleva hacia la zona de mínimos que se dejaron en septiembre. En el muy corto plazo podemos apostar por un movimiento alcista si rompe con la zona de los 6,50 euros y que podría llevarle hasta los 7 euros.

En la medida en que veamos que el título no consigue superar la zona de los 6,50 euros, tampoco seríamos negativos puesto que pensaríamos que se está haciendo una consolidación de niveles, pero si la zona de 5,91 queda rota a la baja, pensamos que los recortes van a ser significativos y que irán más allá a testear la zona de los 5 euros. Tendría continuidad una tendencia bajista que irían hasta la zona de 4,89 euros."

Banco Santander: “En su caso los avances son más tenues que en el caso de BBVA. Deberíamos esperar que tuviese lugar la ruptura de la zona de 6,48 euros, también es la zona en la que antes se había apoyado y apostaríamos por un potencial alcista que podría llegar hasta los 7,40 euros.

Mucho cuidado con los soportes porque si finalmente los pierdes, le podría llevar a testear niveles de 5,04 y a la zona de 4,50 euros. Por tanto, pensamos que por debajo de 5,62 euros, la debilidad podría ser muy importante. "