En España hay algunas compañías que se han quedado muy atrás y en las que se puede invertir, pese a que el mercado español está en máximos y las valoraciones están bastante ajustadas. Entre las apuestas contaríamos con valores como Ferrovial, los dos grandes bancos y Telefónica, que lo ha hecho bien y podría recortar en el corto plazo.
Tenemos una semana en la que será protagonista la publicación de resultados de EEUU concretamente en el sector tecnológico con Intel o Motorola y el bancario con Citigruop que nos dará el impulso que tenemos que seguir en las próximas sesiones. Lo que parece que está más lejos es la hipotética bajada de los tipos de interés, en la que el mercado está descontando un 23% de probabilidad de que descendieran en junio. Esto hace pensar que las perspectivas con tipos estables van por buen camino y además se hablaría del aterrizaje suave en la economía americana. Por un lado es malo para las valoraciones de las empresas (puesto que a menores tipos de interés más valoración) pero por otro lado se habla de una robustez en la economía principal del mundo que permitirá a las economías americanas crecer y alas asi´ticas y europeas exportar a EEUU. Con estas perspectivas la bolsa es más atractiva que los bonos.