Un mercado sorprendentemente normal. Así es como define Paras Anand el director de inversión en renta variable para Europa de Fidelity a la situación a la que se enfrentarán los ahorradores en los próximos meses. ¿Están preparados los inversores para este cambio de paradigma? Estos son los lugares en los que el experto de la gestora americana ve las oportunidades para los próximos meses.

Después de casi una década asimilando las nefastas consecuencias de la crisis financiera provocada por el estallido de la burbuja de las subprime y la quiebra de Lehman Brothers –y medio sistema financiero internacional-, los mercados van a tener que volver a acostumbrarse a cierta normalidad.

Prevén los expertos de la firma que el nuevo escenario en el que habrá que empezar a invertir va a estar caracterizado por una modesta inflación, una recuperación de la actividad económica y una política monetaria normalizada.  En este entorno, los inversores deberían volver a encontrar de nuevo cierto rastro de volatilidad, algo a lo que llevan años echando de menos.

Anand afirmaba durante la presentación de las perspectivas de 2018 de la gestora en Madrid esta misma semana que “si el mercado asume esta idea, será el fin del mercado alcista (bull market)”. Eso sí, dejaba claro el director de inversiones en Europa de la gestor a que “esto no va a significar, en cualquier caso, que entremos en un mercado bajista”. El próximo nueve de marzo se cumplen nueve años del inicio del actual mercado alcista, el segundo más largo de la historia y, a su vez, uno de los más rentables para los inversores.

En opinión del gestor, los mercados van a entrar en una clara fase de consolidación en la que, eso sí, quizá sea más complicado encontrar oportunidades. Pero las hay. Eso es, al menos, lo que el gestor dejó claro durante la presentación.

En su opinión, la renta variable sigue siendo una opción. “En relación con otros activos la renta variable todavía está atractiva”, afirma Anand. Explica que el balance de las empresas está fuerte. Esperan, además, en la entidad que repunte la actividad de fusiones y adquisiciones, sobre todo por el dinero que tienen en caja tanto las empresas como el Private Equity. Es positivo para los mercados, afirma el gestor, que el sistema financiero en la actualidad es más robusto y resistente a diferentes shocks.

Las oportunidades

En este escenario, Fidelity ve atractivo el “value” (valor) en  Estados Unidos, sobre todo tras el tirón de las grandes tecnológicas como las FAANG en los últimos meses. “Han sido estas compañías las que han provocado gran parte del crecimiento del estilo growth”, afirma Anand.

 

Value

 

Calidad y crecimiento en Europa:  Al contrario de lo que ha ocurrido al otro lado del Atlántico, ha sido el value el que ha llevado el peso de las subidas.

 

Europa Value

 

Apuestan también por Japón. El director de inversiones en Europa señala que “sólo hay que fijarse en Europa en los últimos 50 años, aunque el crecimiento de la economía no ha sido excesivo, las mejoras de las empresas han permitido que los beneficios excedan la media en el mundo”, epxlica.

 

Datos Japón

 

Pero 2018 no viene sin riesgos. Los hay y son evidentes para los expertos de la gestora estadounidense.

Riesgos

Altos niveles de endeudamiento en  los hogares de China que alcanzan ya el 50% del PIB del país.

Las megatecnológicas americanas: su cotización tiene menos volatilidad en estos momentos que sectores tan poco volátiles como el de consumo de bienes básicos (staples).

Concentración del riesgo: para Anand es preocupante que un 30% de todo el volumen de trading en Estados Unidos lo generen los ETFs.

 

Faang

 

A pesar de estos riesgos, los expertos de la firma no son temerosos de los mercados y siguen apostando por la renta variable.