Para muchos expertos CaixaBank será uno de los bancos ganadores de esta crisis que ha supuesto la reorganización total del sistema financiero español.
De hecho, el banco se ha hecho con el control de Barclays España, Banca Cívica y Banco de Valencia, entre otras entidades. Todo ello hizo que la antigua Caixa engordara su cartera de activos inmobiliarios y que ahora esté inmersa en un arduo proceso de venta.

Tras los últimos resultados, la entidad anunció que se habrá deshecho de todos estos activos – valorados en unos 15.000 millones de euros en unos 5 ejercicios-. Este músculo ha permitido a la compañía en los últimos resultados mejorar su margen bancario, el de intermediación en algo más de un 3% hasta superar los 4.200 millones de euros.

CaixaBank
es la tercera mayor entidad financiera española por valor en bolsa, con un valor de unos 23.000 millones de euros.

En cuanto a valoración, si sólo se mide el PER, el ratio precio/ beneficios, la firma es la compañía más cara de la bolsa con un ratio de más de 36 veces. Eso se debe a que fue una de las que más ha subido en los últimos años.

Concretamente, desde julio de 2013 la empresa logró más que duplicar su valor en bolsa, aunque desde octubre de 2014 sus accionistas han visto caer el valor casi un 15%. Sin embargo, si su valoración se mide por el Valor/precio en libros, está en unos niveles muy parecidos al del resto de sus competidores, ya que cotiza a 0.96 veces, en línea con el sector. A pesar de todo, CaixaBank es el único banco del Ibex 35 al que el consenso de analistas aconseja comprar con un precio objetivo de 4,75 euros.

ANÁLISIS TÉCNICO

CaixaBank, empeora su escenario en el corto plazo.

La pérdida del claro soporte de los 4€ por acción le ha llevado a su siguiente punto de control, como era el de los 3,711€ por acción, zona que, a su vez, coincide con la parte inferior de la figura bajista en forma de canal y que, por tanto debía funcionar como punto de rebote al más estricto corto plazo.

El avance del rebote actual, esto es, la superación de los 4€ por acción, se englobaría dentro de un movimiento alcista interno de la figura pero que, cuyas implicaciones siguen siendo bajistas a día de hoy.

Análisis Caixabank

El oscilador MACD sigue corroborando la evolución bajista a corto plazo que, de seguir deteriorándose y perder la figura, el próximo punto de control se situaría en los 3,298€ por acción.

 Según nuestros indicadores de la zona premium, CaixaBank está en fase de rebote.

CaixaBank Indicadores


Si quiere acceder a más análisis de CaixaBank, pinche aquí.