La compañía tecnológica Amper ha deshecho definitivamente su participación en su filial venezolana. Los accionistas celebran esta transacción encabezando la subidas del mercado español.

Amper ha comunicado a la CNMV la venta final de su participación en la filial venezolana, Desarrollo de Soluciones Específicas (DSE), a Ertona Business tras el levantamiento de la prenda sobre las acciones de la sociedad latinoamericana, requisito indispensable que había imposibilitado realizar esta venta con antelación.

La venta de DSE, que llevaba en marcha desde febrero, se ha llevado a cambio de un simbólico euro, aunque la transacción originará una pérdida de unos 500.000 euros y la enajenación redundará en una pérdida contable adicional de 6 millones de euros. En una entrevista concedida en exclusiva a Estrategias de inversión, el presidente de Amper, Jaime Espinosa de los Monteros, explicaba que habían decidido vender esta filial porque “nos era imposible hacer nuestro negocio en Venezuela. Nosotros tenemos que importar los equipos pero no podemos sacar los dólares para pagar a los suministrados. Venezuela hoy en día  es, para nosotros, un país impracticable”.
 
Mientras, Amper cerrará el año en bolsa con una revalorización del entorno del 130%, en parte debida a las ampliaciones de capital llevadas a cabo para superar el preconcurso de acreedores. Además, su presidente afirma que “lo peor ha pasado y que el mercado sabrá reconocer el fruto de todos los esfuerzos cuando éstos se palpen en las cuentas de la primera mitad de 2016”.
 
Hoy el precio se dispara al calor de esta venta, aunque el gráfico de Amper muestra un aplanamiento del precio desde el verano. El precio se ha metido por debajo de la resistencia de los 0,12 euros, nivel que ha frenado las subidas en repetidas ocasiones desde julio. Por debajo encuentra soporte en los 0,10 euros.

amper

 
Según nuestros indicadores técnicos Premium, Amper muestra una tendencia bajista, tanto en el largo, como en el medio plazo, pues la revalorización acumulada del 134% en el año responde a las operaciones de reestructuración de capital. El precio está pegado a la media de 14 sesiones, en los 0,118 euros, pero por debajo de los 0,131 euros por los que pasa la media de 40 sesiones. Al menos, Amper ha ganado puntos al mejorar su momentum, aumentar el volumen de contratación en el largo plazo y disminuir la volatilidad.
 
amper