A pesar de que el mercado presenta una jornada bastante tranquila, y con una tendencia bien definida, está pendiente de la superación de los 8.345 puntos un nivel que podría llevarle "a buscar los 8.470 puntos". Sin embargo, la tendencia sigue siendo lateral "por lo que habrá que esperar caídas para tomar posiciones".

El mercado está pendiente de una sesión bastante tranquila, con una tendencia bien definida, y pendiente de la superación de los 8.345 puntos que, “en caso de hacerlo superará los máximos del viernes y la resistencias del pasado jueves, lo que nos podría llevar a tener un tramo de 140 puntos al alza para buscar los 8.470 puntos de cara al intradía”, reconoce Alejandro Martín, subdirector en España de Hanseatic Brokerhouse. Este experto advierte de que la entrada en el selectivo la tenemos de cara a un pequeño sesgo alcista “sin olvidar que está en tendencia lateral”.

El sector financiero es protagonista nuevamente. Un sector en el que “no somos tan optimistas pues veremos al Banco Santander volver a los mínimos del mes de agosto y la banca mediana seguirá todavía padeciendo el sufrimiento de los últimos meses”. Más allá de cambios puntuales, “no vemos cambios en la tendencia de largo plazo. Seguimos negativos en el sector y de cara a tres o cuatro meses es posible que, una vez marcados los mínimos, se puedan hacer compras de medio plazo”, reconoce el experto en Radio Intereconomía.

En cuanto al mercado de divisas, el euro sigue subiendo en su cruce frente al dólar. Martín espera que el par toque la zona de resistencia en los 1.4550-1.4580 “y en caso de esperar estos niveles veremos una continuación hasta los 1.49-1.50 dólares, aunque a medio plazo el dólar podría recuperar”. Si se superan los 1.4580 es posible “ver un nuevo intento de subida hasta el nivel anterior”.

Los mercados siguen pendientes de la evolución del precio del oro. La semana pasada hubo fuertes caídas en el metal brillante y esta semana rebota. A nivel fundamental “la demanda sigue muy fuerte por la acumulación de los Bancos Centrales. La oferta se está reduciendo y seguimos siendo positivos. No descaramos incluso ver los 2.000 dólares por onza”. Martín asegura sin embargo que “si no estamos dentro del tren, subirse ahora podría tener un componente de riesgo bastante más alto”. Mientras no pierda los mínimos de la semana pasada, mantendremos posiciones.

La recomendación de este experto es tener mucho cuidado pues “estamos viendo movimientos de rebote que, a medio plazo, siguen reflejando la tendencia bajista”. Si llega la caída del 15-20% que “pensamos habrá, será el momento de tomar posiciones”.