El pasado día 19 de mayo publicábamos un informe en relación a las perspectivas bajistas sobre las materia primas ligadas a la agricultura (ver: ¿Qué podemos esperar de las materias primas a corto plazo?). La argumentación se basaba en (1) la acumulación de excesos en todo marco temporal de análisis junto a (2) la probabilidad de reacción bajista