Acciona cuenta con dos datos positivos en el corto plazo:

Por un lado el precio rompía en septiembre la directriz bajista desde los máximos anuales, y por otro completaba una formación alcista con proyección teórica en 53€. El movimiento bajista actual formaría parte de un proceso de “throwback” a la formación completada, el cual podría extenderse como máximo hacia niveles de 40€, donde transcurre la directriz alcista desde los mínimos de julio de este año. De cara al medio, largo plazo los síntomas son positivos y las probabilidades desde el punto de vista técnico de haber completado un suelo relevante nos parecen altas.

Recomendación: COMPRAR.