A pesar de que Abengoa firma su tercer día consecutivo de subidas – hoy algo más ligeras – todavía le queda recorrido hasta alcanzar los 3.3 euros en los que cotizaba a comienzos de noviembre. Dicen los expertos que ahí tiene su objetivo pero ¿es suficiente para alcanzarlo?

Una caída de más del 40% en dos días necesita de subidas del 80% para recuperar el terreno perdido. A pesar de que en dos días la cotización de Abengoa B ha subido en torno a un 40%, todavía le queda ese mismo porcentaje de subida para llegar al precio al que cotizaba a comienzos de mes. Porque ese es el objetivo que dibuja la mayoría de expertos: los 3.30 euros. Pablo García, de Carax Alphavalue reconoce haber fijado ese precio en la compañía pero lo que juega aquí no es un nivel técnico sino un tema de confianza. Lo que nos ha llevado a revisar a la baja la valoración de la compañía “no solo por la falta de transparencia porque se ha utilizado un rescoldo respecto a la deuda corporativa que no ha sido bien informada por la compañía. Si a eso le unes que los resultados del tercer trimestre fueron malos y la cartera de pedidos es inferior a lo previsto, la visibilidad en la compañía se pone en duda”.

Los expertos de esta casa recortan el NAV – Net Asset Value – un -4134%, con un descuento de flujos de caja del 29.8%.

¿Y si se aprovecha el movimiento de ida y vuelta?

Pero ¿se puede hacer algo en esta compañía? Antonio Espín, analista independiente reconoce en su consultorio semanal que “estamos ante un comportamiento muy volátil y a golpe de noticia. La volatilidad tardará tiempo en desaparecer y esto implica que, aunque el valor pueda ir a buscar los 2.50 euros, luego volverá a caer. Su actual resistencia se encuentra en 2.50-2.60 euros, lugar en el que encontrará su resistencia”. (Ver: Consultorio premium)

Si usted todavía está decidido en rascar algo en la compañía, Roberto Vázquez, Millard Equity ve opciones de entrada en los 2 euros para posiciones largas “con objetivos en los 2.50-2.80 euros”. Si se está por tomar posiciones cortas, dice este experto que habría que esperar la llegada del valor a los 2.83 euros para tomarlas con objetivo de caída hasta los 2.50 euros.





La clave – explica Diego Jiménez Albarracín, de Deustche Bank – está en no mirar la cotización de la compañía todos los días “si es accionista de renta variable. Y, si es accionista de renta fija, esté tranquilo porque aunque los analista han destacado que el endeudamiento de la compañía es importante, gran parte de ello es por financiación de proyectos que son sólidos y garantizan el futuro de la compañía”.  Las dudas surgieron la semana pasada cuando la compañía, via hecho relevante, quiso aclarar "un malentendido referido al cálculo de su deuda corporativa neta", presentada el pasado miércoles junto a sus cuentas hasta septiembre. Resultad que faltaban por contabilizar dlos 500 millones de euros referidos a una emisión de bonos lanzada en septiembre. La cifra que se daba era de 2.125 millones de euros de deuda neta a cierre de septiembre, una rebaja del 13.4% en términos interanuales. (Ver: ¿Quién quiere derrumbar a Abengoa? Más miedo y especulación)

Hace tan sólo dos días, a firma de inversión estadounidense Citi recalcaba que las alertas generadas sobre el endeudamiento del grupo se limita a una cuestión de clasificación de la deuda, no a la existencia de deuda 'nueva'. Desde Citigroup señalan que el detonante de las alertas se centra en una deuda de 1.600 millones de euros, frente a unos activos totales de la compañía próximos a los 24.000 millones, y a una deuda neta de 13.000 millones. La firma de inversión estadounidense va más allá, y considera "manejable" su deuda. Bajo estas premisas, la firma estadounidense sostiene que, si bien no pasa por alto las razones que han desinflado en Bolsa a la compañía española, por ahora no aprecia "información nueva que nos fuerce a un cambio de recomendación o de valoración". 

Los indicadores técnicos sobre el valor muestran una compañía en fase de rebote con un, momento total lento – que recoge las variaciones de los momentos temporables más significativos como un día, una semana, mes, trimestre y un año de forma agregada – positivo y un volumen, tanto de medio como de largo plazo, creciente. Si en términos interanuales el indicador crece es favorable a las subidas del precio.

Indicadores técnicos sobre Abengoa

Indicadores técnicos sobre Abengoa


Si quieres que te avisemos cuando Abengoa cambie de fase del ciclo bursátil,pincha aquí