Esperamos una jornada en línea con la de ayer en compás de espera “ante la cita de mañana del tribunal alemán. Es un dato tan trascendente que es normal que se imponga la cautela”, reconoce Jesús de Blas, de Credit Agricole Mercagentes.
Respecto a la entrevista de ayer del presidente del gobierno, De Blas no cree que hubiera nada que no esperáramos “con un discurso que se viene manteniendo últimamente, no hubo ninguna nueva medida de calado pero creo que tampoco había mucho margen a la equivocación”. Mientras a nivel local tengamos los informes sobre la banca, el mercado estará a la expectativa.

Las reuniones que se vienen sucediendo en las últimas jornadas “nos parecen decisivas. Ahora mismo el tema de los mercados está entre dos aguas: de una parte, el aliento que tienen los mercados en las últimas jornadas y de otra, la realidad nos frena y nos pregunta hacia dónde vamos porque nada mejora. Hemos tenido un alivio con el tema del BCE y ahora mismo el mercado está con fortaleza porque en circunstancias normales corregiría con más fuerza”. Los 8000 puntos siguen siendo una barrera importante y ahora mismo es un mantener las posiciones.