Rafael Ojeda, analista independiente, ve bien a Telefónica y su proceso de desendeudamiento, señala que Inditex tiene unos múltiplos que no se justifican con su cotización actual e indica que si el precio del petróleo sigue subiendo, que es una opción, probablemente Repsol lo pueda hacer muy bien.

Después de las últimas correcciones y tras el repunte de bonos de EEUU, algunos analistas apuntan que ya empiezan a ver valor en algunos activos de renta fija. ¿Cómo lo ve?

No creo que haya mucho valor en la renta fija, sobre todo en la renta fija institucional. Es decir, los tipos están prácticamente en mínimos y no tiene demasiado recorrido. Puedes encontrar algo de valor en países emergentes, en bonos ‘high yield’. La renta fija, frente a la posibilidad de rentabilidad que ofrece la renta variable, en este momento no la tocaría.

El Ibex 35 se mueve muy plano en lo que va de año. ¿Ve valor en la bolsa española después de la presentación de resultados?

Veo valor en la bolsa española, la renta variable europeo está bastante más barata que la bolsa de EEUU, y la bolsa española frente al resto de índices europeos. Creo que la renta variable va a repuntar, la economía española va a crecer por encima de la media europea en este ejercicio y eso se va a reflejar en las bolsas y otra serie de indicadores como el paro está decreciendo, la situación económica es más estable y poco a poco el efecto del ‘procés’ se irá difuminando y considero que la bolsa española para obtener rentabilidad en el medio y largo es un medio bastante fiable de obtener rentabilidad.

Telefónica ganó un 32% más, redujo su deuda un 9% y anunció un dividendo de 0,4 euros. ¿Cómo ve la ‘teleco’ ahora mismo?

La veo bien, el problema de la ‘teleco’ es que es un monstruo demasiado grande y es un valor en el que muchos españoles e inversores institucionales están en él por el dividendo más que por la rentabilidad que puede ofrecer. Pero la política que está ofreciendo de mejora de sus resultados, desprendiéndose de compañías que aportaban poco valor, reduciendo un poco la empresa y sobre todo esa reducción de deuda significativa de un 9% ayuda a que la rentabilidad sea mayor. Quizá esa reducción de deuda en otros escenarios, con los tipos de interés más altos tendría un impacto más importante en las cuentas pero que la compañía se esté desapalancado y que sus mejores esten mejorando es positivo. Considero que el dividendo es apropiado para los resultados de la compañía y a lo largo de los próximos ejercicios lo irá subiendo e irá poniendo el valor donde realmente se merece.

Inditex, por su parte, puede que sea una de las decepciones después de sus caídas en bolsa y el recorte del precio objetivo. ¿Cree que es un buen momento para entrar o la sigue viendo cara?

Es una buena pregunta, es una compañía que me gusta muchísimo por fundamentales, tiene una gestión excelente, para mi tiene el mejor gestor que hay en este país. Y la compañía no para de crecer, consigue resultados recurrentes y no está endeudada; es una compañía muy sólida. ¿Qué es lo que sucede? Que siempre la pedimos más y quizá ahora mismo tenga unos múltiplos que no se justifiquen con la cotización de la compañía. Subió demasiado y quizá le esté costando adaptarse a ese precio. El dividendo que arroja no es lo suficientemente atractivo para la cotización del valor y tendrá que ajustarse, pero es un valor que a mi me gusta y con el devenir del tiempo sea para tener en cartera.

¿Qué compañías españolas le gustan en este momento?

Hombre, si el precio del petróleo sigue subiendo, que es una opción, probablemente Repsol lo pueda hacer muy bien, porque está realizando una campaña de reducción de deuda, de mejora de activos, digamos que profesionalizando aún más la compañía y lo puede hacer bien, siempre y cuando el precio del petróleo acompañe. Aunque la subida del petróleo que se auguraba para todo el año, ya se ha producido en el primer trimestre. Por tanto, con el catalizador que tenía, que era la subida del petróleo, ya no pueda subir por ahí. El sector financiero lo podrá ir haciendo bien, siempre que la política del Banco Central Europeo (BCE) sea un poco más restrictiva de lo que lo está haciendo ahora y luego empresas como Grifols o Aena lo pueden hacer bien y durante el año nos darán alguna alegría.