Victoria Torre, Reslposable de Self Bank y Leonardo López, Director de Oddo BHF en España y Latam hablan sobre la rentabilidad de los fondos de inversión 

Victoria Torre, Responsable de Self Bank

Tras la última reunión del BC, ¿hubo decepción?

Yo creo que decepción no, se ajustó bastante al guion que había y no hubo cambios en la política monetaria. Tal vez el punto diferencial es que sí se reconoció que había una cierta moderación en el crecimiento económico, por el efecto calendario por ejemplo y, sobre todo, lo que más preocupa es el temor a que haya un mayor proteccionismo que sí que pueda incidir en el crecimiento económico.

En este contexto se mantuvieron los tipos de interés en el 0, la facilidad de depósito negativo, las compras alcanzaron los 30.000 millones de euros mensuales y lo que se quedó tal vez un poco abierto es el cuándo se van a reducir estas compras o si se podría prolongar el programa. Lo que queda claro es que parece que no va a haber nuevas ampliaciones en cuanto a la cantidad, pero sí podría haber en corto plazo. Estaremos muy pendientes de esto porque en función de cuando se empiecen a hacer estos cambios, sí que podríamos tener una visión distinta en lo que a la renta fija se refiere, pero de momento estas son las circunstancias, es fundamental que siga habiendo flexibilidad que es algo que sí que parece que está dispuesto a tener el BCE. Se sigue hablando de lo mismo, prudencia, paciencia y persistencia en el sentido de mantener una política monetaria rígida y acorde en todo momento a las circunstancias de los mercados.

¿Cuáles son los principales riesgos para el crédito en el momento actual?

Pensamos que tal vez uno sí que pueda estar en el precio, no todo está barato. Un contexto generalizado de subida de tipos de interés de verdad puede crear oportunidades en la renta fija, pero hay que ser más selectivos a la hora de buscarlos entonces este puede ser un riesgo de los riesgos que nos encontremos.

Otro de los temores que sigue estando ahí es que la inflación empiece a crecer de forma desmesurada y que no se pueda gestionar. En el caso de EE.UU. están más o menos cerca de objetivos , todavía un poco por debajo, pero sí hubo un susto hace unas semanas cuando los salarios  repuntaron más de lo que se esperaba y se empezó a temer una subida de la inflación y no lo podíamos controlar.

En el caso de Europa está mucho más alejado, pero es un riesgo que hay que tener en cuenta, porque además este liga con cuándo van a empezar a subirse los tipos de interés, que es algo que también se teme bastante. Aquí hacemos una reflexión cuando no se habían empezado a retirar las medidas de estímulo en EE.UU. había muchísimo miedo, qué va a pasar cuando empiecen a retirarse, los mercados llevan mucho tiempo acostumbrados a esta política totalmente expansiva… Y hemos visto que no ha pasado nada.

En el caso de Europa tenemos esa hoja de ruta que se puede copiar, lo que está claro es que los estímulos no se pueden retirar a la vez sino que tiene que ser secuencial. Es fundamental los mensajes que se vayan mandando al mercado, porque en función de esto el mercado se lo puede tomar bien, pero si se hace de esta manera como en EE.UU., no deberíamos tener miedo a las subidas de tipos de interés y más en un contexto como el actual.

Sería más problemático si estuviéramos hablando de unas economías mucho más endeudadas, pero se han hecho  muy bien los deberes, no hay tanto apalancamiento y, por tanto, no debería haber problema. Para finalizar, todo el contexto anterior ha hecho que haya un cambio a la hora de gestionar la renta fija no sé si estará de acuerdo Leo, y es que antes se hacían asignaciones más clásicas y ahora se buscan asignaciones más flexibles, se buscan mas multiactivos, es decir, hay una gestión más activa en cuanto a la renta fija.

 

Leonardo López, Director para España y América Latina de Oddo BHF

¿Qué oportunidades veis en ODDO?

En este entorno que ha comentado Vicky y que en cierta manera compartimos en ODDO BHF, creemos que el crédito, concretamente los bonos de alta rentabilidad el high yield, tal vez se encuentre en una situación  ventajosa para afrontar lo que puede venir por delante. Ante las posibles subidas de tipos, la inmensa mayoría de los segmentos de la renta fija van a sufrir, van a estar castigados. Esto no ha ocurrido históricamente con los bonos high yield que tiene una correlación negativa con el bono alemán y así ha sido en los últimos 10 años.

Por otro lado, el crédito nos gusta porque las previsiones de impagos se mueven a niveles muy bajos, el nivel previsto para 2019 es de uno y medio, que son los niveles más bajos de los últimos 10 años.

En este entorno, con los datos macro y micro favorables, una situación con posibles repuntes de inflación, con el treasur americano, el bono alemán apuntando al alza, creemos que estrategias que sean defensivas en duración, que sean flexibles, que doten a los gestores de herramientas para este posible escenario de subida de tipos, son las adecuadas para este entorno. Nosotros en Oddo BHF tenemos una estrategia que se adapta perfectamente a este entorno, una estrategia flexible, sin límites, en las que el gestor no tiene que seguir un benchmark, lo cual puede reflejar sus visiones comprando los bonos que más le gusten. Creemos que es una estrategia adecuada para este entorno, flexible, sin límite y con filosofía de retorno absoluto.

¿Cómo se monta la cartera de vuestro fondo estrategias de retorno absoluto con un enfoque global como Oddo? ¿Cuál es el proceso para la selección de los títulos?

Este fondo es el fondo Oddo Bhf credit oportunities y lo que queremos en este fondo es reflejar nuestras mejores ideas en crédito. Nosotros en Oddo tenemos un equipo de 16 gestores y analistas gestionando 17.000 millones de euros en créditos europeos, con lo cual tenemos mucha experiencia y talento gestionando fondos europeos.

Es un fondo de retorno absoluto, lo gestiona de manera principal nuestro jefe de renta fija. Se construye de dos maneras, una combinación de ideas Top Down y Bottom Up. En primer lugar el gestor de la cartera decide el riesgo que quiere darle a la cartera, qué duración, que riesgo y que sensibilidad de tipos quiere tener y qué segmentos dentro de la renta fija quiere tener exposición. Dentro de la renta fija se centra en crédito, tanto high yield como en investment grade, como en cover bons, como deuda emergente europea principalmente con exposición a emergente.

Es en esta primera decisión top down donde Alan decide que sensibilidad quiere tener. Luego una vez que tiene esa decisión de cuanto quiere dedicar a cada uno de estos segmentos, que riesgos de duración quiere tener. Le pide a cada uno de los equipos individuales que le de las mejores ideas que tiene en bonos de high yield, al equipo de investment grade lo mismo, de tal manera que se construye una cartera con una combinación perfecta del top down y el botton up que es lo que sabemos hacer en nuestra casa.

De esta manera, el resultado final es una cartera diversificada tanto por títulos con unos 60-80 títulos en cartera, como por segmentos de renta fija y una cartera con muy poca sensibilidad a tipos. Es una cartera que de manera habitual tiene una duración cercana a 0 pudiendo estar incluso ligeramente negativa.

¿Qué rentabilidad ha obtenido el fondo y cómo esperáis que se comporte este año?

El fondo por folleto quiere dar una rentabilidad de EONIA +2% neto de comisiones. En 2017 el fondo hizo 4% neto, con lo cual es muy buen comportamiento con una volatilidad contenido en un entorno en el que era más baja que a día de hoy. Por esa flexibilidad que tienen los gestores, creemos que es un fondo que está preparado para afrontar estas posibles subidas de tipos, no solo aguantar bien sino tener rentabilidad de ahí. La capacidad de generar stop picking que tenemos en este entorno debería ser capaz de cumplir ese objetivo y ojala sea así.