Luke Olsen, gestor de convertibles europeos de Aberdeen AM nos habla de las oportunidades que existen en el mercado de deuda y, especialmente, en el de bonos convertibles en este momento. 

¿Cuáles son las perspectivas que tiene para los mercados este año?
Este año, hasta ahora, ha sido de cambio de tendencia a la baja en renta variable debido a las preocupaciones de los inversores sobre varios factores y desde que la política monetaria se ha intensificado y la que creo que ha sido una cuestión dominante este año: los bancos centrales, con sus programas de compras o con la flexibilización cuantitativa, han ayudado a los mercados de crédito a estabilizar los mercados de renta variable.

Pero ahora creo que la tendencia está empezando a darse la vuelta y este es un punto interesante para los convertibles, ya que tienen exposición a una subida potencial en renta variable, por lo que los inversores están comenzando a pensar que los bajos rendimientos de los bonos no pueden durar necesariamente para siempre y pueden subir y posiblemente la conversación torna más hacia la política fiscal y temas electorales más que hacia política monetaria. Es un momento muy interesante para tener exposición a la cara de renta variable que tienen los bonos convertibles, así que pensamos que ahora es un momento muy importante para los bonos convertibles. Y posiblemente hay signos de un pequeño cambio en algunos de los temas del mercado.

Y sin embargo hemos visto variables como la desaceleración económica, precio del petróleo o la situación en China que ¿hacen interesante invertir?
Podemos ofrecer oportunidades de inversión muy interesantes a los inversores.

Estas son cuestiones complicadas para los inversores, así que destacaré dos puntos. El primero es que los bonos convertibles tienen convexidades positivas en clases de activos, lo que significa que cuando cae el mercado, funcionan más como bonos y ofrecen la protección con la que cuentan los bonos en comparación con la renta variable, pero cuando sube el mercado de renta variable, los bonos convertibles se vuelven más de renta variable y tienen más características de la renta variable, así que tienes esta asimetría de las caras del mercado y se obtiene lo que se quiere: exposición a la renta variable en el lado positivo y exposición a los bonos en el lado negativo, en estos tiempos complicados que has destacado, con los convertibles se tiene automáticamente el ajuste de la exposición que se quiere. Estos episodios ofrecen oportunidades de inversión interesantes. Las puedes capturar a través de una clase de activo como los convertibles, lo que es muy atractivo.

Te voy a poner un ejemplo con el mercado del petróleo: vimos que los rendimientos volvieron a comienzos de año, por febrero, y los inversores en convertibles con una visión a largo plazo, se pueden obtener algunas oportunidades atractivas. Si pienso en una nueva emisión que teníamos en ese momento de una  compañía interesante, cuando los precios del petróleo eran muy bajos, no tenían este fuerte sentimiento hacia el mercado de bonos convencionales, en cambio querían emitir bonos en el mercado de convertibles, y esto fue una gran oportunidad para los inversores. En el punto más bajo del mercado del petróleo, como opción a cinco años en un potencial cambio de tendencia y, de hecho, algunos de estos cambios de tendencia han ocurrido antes de lo que esperaba alguna gente, pero fue una gran oportunidad para los inversores dentro de los beneficios que los productos convertibles han mostrado por el momento.

¿Cómo está preparando su cartera para la próxima subida de tipos de interés en EEUU? 
La subida de tipos se está convirtiendo probablemente en una de las cuestiones más dominantes ahora y la preparación de nuestra cartera es intentar pensar que hicimos también para los mercados europeos cuando los mercados de bonos europeos se pusieron más nerviosos cuando los tipos de interés estadounidenses comenzaron a moverse y cómo y qué sectores responderían a los cambios en el liderazgo que hemos visto en las últimas dos semanas. Creo que es una pista: por lo que estamos viendo un dominio creciente de los sectores de más crecimiento y cíclicos, como la industria, los químicos, sector financiero u hoteles y se ve un retroceso en cierto sentido en sectores como el inmobiliario, sector sanitario, servicios públicos… y en nuestra carteras hemos estado preparados para el cambio en el liderazgo de los sectores. Más hacia los sectores orientados al crecimiento y en este momento pensamos que los inversores van a comenzar a preocuparse más y más por el futuro de los tipos de interés.

¿Por qué este puede ser un buen momento para invertir en el mercado de bonos convertibles?
Ahora es un buen momento para invertir en bonos convertibles por varias razones. La primera es que si tienes en mente este cambio de política monetaria hacia política fiscal que puede ayudar a capitalizar y capturar en lo que realmente es una amplia brecha entre los rendimientos de la renta variable y de los bonos, lo que sugiere que, en relación a los bonos, las ganancias de la renta variable europea están en gran medida descontadas, y también se ha producido este descuento en relación a la renta variable estadounidense. Incluso así, no se debe pensar en absoluto que la renta variable europea haya descontado algo relativo a los mercados de renta fija o respecto a Estados Unidos.

Vemos valor ahí porque podemos capitalizar todos estos cambios a través de bonos convertibles, y sobre todo esto, tenemos otros dos factores: primero la devaluación de los convertibles, y segundo, la calificación de esta clase de activo, por lo que los convertibles están valorados cerca de un 2% menos de lo que lo han estado durante los últimos años, por lo que si esto se normaliza, veremos como la rentabilidad de los convertibles sube en relación a otras clases de activos. Y, finalmente, si los tipos comienzan a subir, los convertibles tienen una duración mucho más baja que otras clases de activos, por lo que deberían estar más aislados de estas subidas en los tipos a largo plazo.

¿Qué tipo de bonos convertibles son los que selecciona en la cartera?
Estamos centrados en los bonos con un perfil atractivo, como por ejemplo, los de compañías o sectores que han registrado un buen desempeño en la carrera anterior por el liderazgo del sector. Se deben haber movido más hacia el dinero, algunos buenos ejemplos son algunos nombres en el sector residencial alemán. Han tenido un buen funcionamiento durante un periodo de tiempo largo y hemos cogido algunas fichas sobre la mesa de estas compañías. Los hemos reciclado hacia perfiles más defensivos con convertibles más equilibrados que no tienen una sensibilidad tan elevada a la renta variable, y tener más sensibilidad es muy característico de las clases de activos convertibles. Recordemos que los perfiles agresivos los tuvieron por su periodo de fuerte rentabilidad. Ahora nos estamos centrando en los perfiles típicos de convertibles que tienen dinámicas de convexidad positiva. Y en caso de que aumenten algunos de los riesgos a corto plazo de los mercados, tiene características defensivas al estar cerca de los flujos de bonos y comportándose más como un bono si el mercado comienza a caer. Esto es nuestra prioridad para el fondo en estos momentos.

¿Nos puede dar algún ejemplo de estos bonos convertibles?
Tenemos una amplia gama de compañías en nuestra cartera. Una de las ventajas que tiene el mercado de convertibles es su gran diversidad, y este es un hecho muy importante a considerar por los inversores. Tienes compañías más grandes y compañías más pequeñas, tienes compañías con una calificación elevada y compañías con perfil high yield. También hay diferentes países y divisas, lo que refuerza la diversidad del mercado de convertibles o de fondos como el nuestro. Para reflejar esto, tenemos por ejemplo a Siemens en nuestra cartera.  Es una de las mayores compañías, muy diversificada, una firma industrial que se beneficia de las valoraciones y tendencias de una política más condicionada por lo fiscal y del crecimiento global, que ahora es modesto pero que al menos es positivo y sobre el que vemos signos de que se va a hacer más fuerte y consistente, por lo que Siemens está en muy buen lugar para beneficiarse. Es importante que los bonos convertibles son también un gran perfil, por su asimetría, su convexidad, por la protección contra las caídas que se requiere. Pero también por una participación razonable para un repunte en renta variable cuando se da el caso. Es la típica participación que tiene sentido valorar en este mercado y que representan lo mejor de esta clase de activo. 

Pero tenemos también bonos con otros perfiles, para darte un par de ejemplos, uno de ellos es La Caixa. CaixaBank es una compañía española que emitió convertibles hace un año. Sus acciones han vivido un momento difícil últimamente, pero los bonos como resultado de esto tienen realmente rendimientos de un 1%. Y si comparas con esto con los menos 40 puntos básicos del BCE, es un rendimiento a corto plazo muy atractivo. Hay una diversidad real en el mercado de convertibles que permite gestionar efectivo y el efectivo como participación en perfiles conservadores en este sentido. Finalmente, los retornos ofrecidos por Ubisoft, fabricante francés de software que produce juegos punteros, que se mueven hacia un cada vez mayor contenido descargable, a partidas online o partidas multijugador. Y estas compañías han llegado al mercado de bonos convertibles y se puede tener acceso a estas compañías a través del mercado de bonos convencionales. Los bonos convertibles son una excelente manera de aprovechar las tendencias a largo plazo en los videojuegos y el entretenimiento.

¿Invierte por regiones¿Cuáles son las que tienen una mayor exposición?

La clave de nuestra cartera es que se beneficia de la diversificación al ser capaz de invertir en un amplio número de países y realmente tenemos exposición a numerosos países, esto contrasta con otros fondos o índices de referencia que están por ejemplo más concentrados o restringidos a la eurozona.

Nosotros podemos invertir en compañías suizas, nórdicas o británicas, lo que nos ofrece fuentes de alfa adicionales y oportunidades en comparación con fondos más restringidos. Invertimos en todos estos países, pero nos movemos más por preferencias de sector y de compañías y del perfil y valoración de cada convertible individual, más que tener objetivos específicos por países. Así ocurre con el foco puesto sobre el crecimiento y el potencial de la economía europea de continuar haciéndolo mejor. Tenemos más posiciones en países como Alemania, que es una gran parte del mercado de convertibles, al igual que Francia. Pero las valoraciones pesimistas que se han producido en lugares como Reino Unido, con el voto a favor del Brexit, han ofrecido grandes oportunidades a los inversores en convertibles de obtener más exposición a niveles muy atractivos y los fondos son capaces de hacerlo ahora.