Ricardo Comín, director de ventas para Iberia y Latinoamérica de Vontobel, habla sobre la situación actual de Grecia con el referéndum a la vuelta de la esquina y las posibilidades que pueden surgir a partir del lunes.
Llevamos tiempo diciéndolo. Entre comillas Syriza se ha metido en un callejón sin salida principalmente empujado por sus votantes y por todo lo que les habrían prometido. Nosotros pensamos desde Vontobel que ellos son conscientes de que tienen que ceder. Lo único que están haciendo es tensar la cuerda lo suficiente para echar la culpa a otros a la hora de tomar las decisiones que se tienen que tomar porque no queda más remedio. Creemos que el referéndum es echar un balón fuera. Al final si sale el SI han sido los votantes los que han decidido que SI y si sale el NO han sido también han sido los votantes. Ellos al final no van a tomar la decisión. Una manera un poco para presionar que entiendan el asunto es el corralito.

Cómo vivirán los mercados el referéndum. Realmente el lunes se abre otra negociación que veremos lo que dura. El escenario en este caso de que no pagase al FMI lo contemplábamos y así lo hemos dicho. Es poner en valor a los griegos la situación que están viviendo. Ponerse al nivel de Zimbawe o de Sudán es dar entender a tus ciudadanos que estás en una situación límite. Entonces empezarán otras negociaciones. Creemos que probablemente todo termine cayendo del lado más del SI.

Qué puede pasar si sale el NO. Me hace gracia la opinión de estos dos premios nóbel. Estoy convencido de que no viven en Grecia. Entonces me parece muy gracioso echar órdagos desde fuera. Los griegos son los que viven en Grecia y son los que a lo mejor se van a quedar sin pensiones o sin una serie de cosas si se sigue tensando la cuerda. ¿Capacidad de negociación? Capacidad de negociación tienes la que tienes. Y luego Grecia puede ser políticamente un desastre para Europa que salga a corto plazo, pero puede que en el largo plazo se puede vender como que Europa está más cohesionada y que está dentro quien tiene que estar y quien cumple con todo esto. Además en un escenario como este en el que el PIB europeo es de 1,3 billones de euros, el PIB griego son 242.000 millones. Es decir, esto representa entre el 1,8% y el 2% del PIB europeo. No es una buena noticia si sale del euro, pero no es como si sale Francia. Creo que las medidas extremas y de tensión no son las correctas.

Lo que supone una salida de Grecia del euro. Lo primero de todo tendría que emitir una moneda propia. Entre el trasvase de una a la otra vivirían con pagarés. Están diciendo que en breve del corralito de 60 euros pasarían a 20 euros. De todas maneras nosotros no dábamos grandes posibilidades a que Grecia salga. Ayer el primer ministro holandés no daba ninguna probabilidad a que Grecia saliera del euro. Incluso Tsipras dice que aunque se votase NO, no van a salir del euro. Y no se les puede obligar a salir. Otra cosa es que les cortes las líneas de crédito y tengan que salir porque no les quede otro remedio. Seguimos pensando que sigan en el euro. Pero lo que va a marcar mucho esto va a ser el referéndum. Al principio las encuestas partían de un NO muy fuerte, pero a medida que avanza el corralito y lo que significa la cosa cambia.

Cuánto se puede prolongar más el corralito. Es muy difícil decirlo porque es que nadie lo sabe. Solo el gobierno sabe las reservas que tiene para poder aguantar. He oído hablar de hasta dos semanas. Las cifras exactas las maneja el gobierno griego y el Eurogrupo.

¿Afectará la situación de Grecia a países periféricos? Si lo comparamos con el año 2011 todos estos países están mucho mejor preparados para una situación de este tipo. España tendría poquísima exposición a Grecia por no decir nada. Oficialmente son 28.000 millones de euros. Nos caería en déficit y lo pagaríamos todos los trabajadores una vez más. Ahora, los bancos ya prácticamente no tienen nada de Grecia. Con lo cual el riesgo sistémico de colapso financiero está superado. Luego la inyección de liquidez que se dio al sistema financiero español también ha sido importante. También tenemos una manguera importante para apagar el fuego, que son los 60.000 millones que está inyectando todos los meses Draghi. ¿Por qué no ha subido la prima de riesgo española de manera muy fuerte? Principalmente por eso. Porque puede haber una recompra masiva por parte del BCE.

Sobre el tercer rescate.
Las posibilidades de que se produzca un tercer rescate son altas. Todo el mundo lo da por hecho porque cree que no van a poder pagar. Lo importante de esto es qué conlleva el tercer rescate. Lo que se exige es que se puede conceder, pero te pido por otro lado unos mínimos.

En relación a si el BCE debe comprar más bonos periféricos ante esta situación. Draghi tiene la manguera para saber qué compra. Ya pasó con el QE americano. Es más, no era suficiente para cubrir toda la emisión de bonos que se estaba produciendo desde Estados Unidos. Europa no emite lo suficiente como para cubrir 60.000 millones. Es decir, el manguerazo de Draghi es mayor que lo que se emite. Con lo cual sí habría posibilidad a que se pudiera controlar ese fuego.

Si alterará la situación de Grecia al crecimiento europeo. Nosotros seguimos pensando en el 80% de los casos en un escenario de recuperación con un crecimiento de la zona euro del 1,6%. Una inflación controlada en torno al 0,6% y creemos que esto no debería afectar mucho por la parte de Grecia. Entre otras cosas tenemos un euro barato, un petróleo barato, costes laborables baratos y el QE europeo.