A cuatro días de que Reino Unido celebre el referéndum que hará a los británicos decidir si quieren seguir en la Unión Europea o no, hablamos con los expertos de Selfbank y Threadneele para ver qué hacer o no ante este evento. 

En los últimos meses estamos hablando de la salida o no de Reino Unido de la Eurozona. A cuatro días del voto…¿qué están descontando los mercados?
Cristina Martínez, responsable de productos de inversión de Selfbank-. Las encuestas están muy reñidas. Si tenemos en cuenta las telefónicas, que son las más estables, ahora mismo vemos mayoría a favor de permanecer en la Eurozona. Las casas de apuestas, por su parte, siguen descontando más favorablemente las posibilidades de salir de la UE aunque es cierto que se están incrementando las posibilidades de salir. Por otro lado, si tenemos en cuenta la última encuesta del Instituto TNS sí se empieza a descontar la posibilidad de un Brexit al igual que la casa de Goldman Sachs, donde están apostando más por la salida de la Unión. Y uno de los factores a tener en cuenta será tanto el voto indeciso, que supone más del 15% de las urnas, como el nivel de participación.

Cuando hablamos del impacto que podría tener la salida de Reino Unido ¿cuál podría ser a nivel económico?
Cristina Martínez. Hay que diferenciar dos fases: a corto plazo y a largo plazo. A corto plazo, parece que sí habrá un impacto económico más grande. No sería cierto al 100% por varios motivos: si finalmente se decide salir habría un período de acuerdos de más de dos años, que se pueden alargar. Y sobre todo dependerá mucho de las condiciones que se pacten de salida. Es cierto que se está notando mucho ese sentimiento en el mercado.

A largo plazo se está descontando una devaluación de la moneda cercana al 20% y además el Tesoro habla de un impacto en la economía a nivel de crecimiento del 0,4% anualizado en cuatro trimestres consecutivos.  Esto sería en un impacto bajo. Si fuera más alto, podría mermar hasta el 2% el crecimiento.

¿Y si hablamos de Europa?
Cristina Martínez. Hay tenemos consecuencias directas y consecuencias indirectas. Las primeras, tendrán una repercusión económica de la UE será más limitada pues las exportaciones a RU no pesan más de un 3% del PIB dela UE pero si lo pasamos a nivel económico, podría estar entre el 0,3-0.4%. Sin embargo, las consecuencias indirectas son las que nos preocupan más porque de nuevo se abriría el debate sobre la UE en general y además la salida del Brexit podría precipitar la salida de Escocia de Reino Unido y abriría la posibilidad secesionista en otros países, como el caso de Cataluña en España.

Además, hay otro temor, que la salida de otros países podría presionar las primas al alza y que vuelva a hacer problemas en cuanto a la financiación de los países.

A nivel sectorial y de compañías. ¿Qué sectores se pueden ver más penalizados?
Cristina Martínez. Tendríamos el sector bancario, con Santander, BBVA com Atom o Sabadell con TBS, tendrán cierta preocupación si finalmente sale el Brexit. A nivel económico les impactaría por la devaluación de la libra y un menor crecimiento. Telefónica tendrá problemas por la presencia de activos en el país y otro sector que podría estar preocupado por la salida del Brexit podría ser el turístico. Hay que tener en cuenta que 22% de los visitantes son británicos lo que supondría 1/5 de los ingresos del sector.

¿Hay que tener posiciones en Reino Unido o no?
Carlos Moreno, Sales Director Iberia de Columbia Threadneele. Si las tenemos deberíamos mantenerlas porque es un one off entre sí o no. Es complicado saber si las encuestas, apuestas o asesinato de ayer se definirá en un sí o no. Todo dependerá de los indecisos. Si tenemos posiciones deberíamos quedarnos como estamos porque apostar sería para inversores con un perfil de riesgo muy alto.

En el caso de que seamos de los que apostamos por la permanencia de Reino Unido, ¿cómo los posicionamos?
Carlos Moreno. Lo más directo y más obvio es comprar fondos de renta variable de Reino Unido. Los fondos que están expuestos totalmente al índice de Reino Unido y otros que están expuestos a la divisas con lo que por ambos lados, la mayor apuesta que podríamos hacer es comprar fondos Renta variable de UK.

En este sentido el Threadneedle UK Absolute Alpha es un fondo que se gestiona con una política de inversión long/short, por lo que es una buena alternativa en este contexto de incertidumbre, ya que puede ponerse corto de las acciones que no les gustan y exponerse más a los que sí les gustan.  Está gestionado por el equipo de renta variable de uk, uno de los equipos más potentes dentro de la city de Londres, formado po 10 gestores. Es un fondo concentrado, invertido en unas 70-80 compañías, y su exposición a mercado puede variar entre 90%-120%.

En el caso de salga el sí ¿cómo nos posicionamos?
Carlos Moreno. Para nosotros una de las opciones, aparte de venderlo todo y quedarnos en la cuenta bancaria que apenas da, una opción sería comprar bonos de grado de inversión emitidos en Euros porque tienen duración de cuatro años y porque tendríamos una Yield del 1.5-2%.

Aquí el Threadneedle European Corporate Bond   invierte en Investment Grade y suíndice de referencia es el iBoxx European Corporate Bond Index. El fondo ha salido en las comparativas cuantitativas  de selectores y gestores por batir a su indice recurrentemente con una volatilidad muy similar y un Tracking error muy ajustado (0,9% en los ultimos 5 años). Además, el fondo es 5 estrellas morningstar y el gestor es AA por Citywire.