Como cada mes, visitamos a Robert Casajuana para que nos hable de la visión que tiene de los próximos evento macroeconómicos y empresariales y cómo esto puede impactar en los mercados. 

¿Cómo interpreta la convocatoria de elecciones por parte de Reino Unido?

Si nos acordamos de cuando sucedió el Brexit, y tuvimos problemas de dimisiones, Theresa May no ha sido elegida por los ciudadanos británicos con lo que debería tener el respaldo de unas elecciones. Otro punto importante es, si es positivo, generará una estabilidad. Si las elecciones son el 8 de junio y son hasta 2022 hace que, si sale elegida May, durante el período de negociación efectiva de la UE tenemos la estabilidad de que no hay ningún tipo de elecciones ni temas que nos dispersen en el camino.  Eso lo veo positivo en una democracia tan consolidada como la británica y todo apunta a que May debería continuar siendo la primera ministra.

El Nasdaq sigue subiendo, está en máximos históricos, ¿son sostenibles esos niveles?

Da bastante miedo porque pensemos que desde los mínimos de marzo de 2009 hasta hoy ha subido un 372%. Una subida espectacular, la tendencia de fondo continúa siendo alcista, en algunos momentos dudó entrando en un lateral pero si nos fijamos en el corto plazo, desde el nivel del Brexit, ha subido un 30% y desde la victoria de Trump un 18%. Si vemos el RSI a corto plazo está cercano a 70. Todo lo que sea estar por encima nos dice que quizás está sobrecomprado con lo que una corrección se puede experimentar a corto plazo. Pero por otro lado, la mejora de la economía americana después de los estímulos monetarios, de Lehman Brothers y la mejora en la macro americana, medidas de estímulo fiscal, la tendencia de fondo sigue siendo alcista pero a corto plazo puede haber un recorte.

¿Cree que los grandes valores, que han apoyado la subida, seguirán mantiendo revalorizaciones?

Los grandes valores han subido pero de algún modo los medianos y pequeños pueden recoger el testigo delas grandes para continuar con la tendencia al alza de los índices. Quizás cuanto mayor sea la volatilidad o el riesgo geopolítico global o la posible guerra de divisas, empras centradas en consumo doméstico, están más cubiertas de los vaivenes globales. No sé si las grandes podrán continuar manteniendo el ritmo de mejora de márgenes y ahí podemos desviar algo el eje hacia las empresas pequeñas.

Previsión de la etapa de resultados. ¿Espera alguna sorpresa?

Si hay alguna sorpresa será en positivo. España es uno de los países que creo que pueden subir más que la media de los otros países de la UE porque no tiene los riesgos políticos anteriores. España es atractivo, los grandes fondos de inversión deberían ir a España, la macro está mejorando y creo que si hay alguna sorpresa será en positivo.

Tenemos reunión del BCE, ¿a qué debemos estar atentos?

No creo que haya grandes sorpresas en la reunión del BCE. No tiene suficientes argumentos para empezar el tapering, tampoco tiene suficientes argumentos para empezar a subir tipos de interés pero por otro lado hay una importante mejora macro europea basada en la QE del BCE. La inflación va cogiendo tono, las economías están mejorando con lo que tenemos una mejora que continúa en la línea de los últimos meses. Es una mejora positiva pero no espectacular. Es muy progresiva, muy continua y muy sólida.

¿Qué le parece la caída del Shangai comp?

Ahí tenemos dos focos de inestabilidad. Uno es la política de Taiwán, que no tiene ningún tipo de hecho diferencial respecto a China. Y luego es el problema de Corea del Norte, que tiene arsenal atómico, Estados Unidos está mostrando algo más de agresividad y China no parece que quiera acompañar sin condiciones a Estados Unidos frente a Corea sin condiciones. Además hemos tenido problemas de las compañías del sector del acero y eso ha podido generar esa caída del 5%. Por otro lado, China que estábamos dudando de su aterrizaje nos ha demostrado que ha sido suave, con lo que no me preocuparía mucho de esta caída.