La experta repasa la actualidad de los mercados y establece algunas estrategias con valores y otros activos.
 ¿Cuál es el aspecto técnico del Ibex 35 y qué hay que vigilar?

Desde la parte macro y fundamental suele ir un poco por libre respecto a los índices europeos porque depende mucho de pocas compañías, es un índice más concentrado, hemos visto todos los resultados de la banca que han influido mucho en la evolución de la semana pasada.

Técnicamente tenemos un nivel muy importante que hoy estamos superando que son los 10.420 que representa el 50% del retroceso de Fibonacci exacto de lo que es la caída del verano, desde los máximos de julio.

Siguiente nivel importante son los 10.500, es el nivel que nos tenemos que fijar. Puede ser un objetivo en el corto plazo por varios motivos. Primero es un nivel psicológico, segundo es un nivel de resistencia en velas diarios y tercero, representa los máximos de octubre.

Si atendemos a niveles puramente técnicos, el siguiente nivel serían los 10.700 puntos. Sería un retroceso del 61,8% de Fibonacci. ¿Llegará a fin de año a estos niveles? Es difícil de predecir porque no tenemos la bola de cristal. Va a depender de las expectativas de los resultados de la banca para finales de año y que la situación no se enturbie y no tengamos malas noticias de China, etc…

¿Las elecciones generales podrían afectar?
Por supuesto que sí. Ahí es donde está la parte más macro. Cuando olvidamos la parte técnica, nosotros tenemos una elecciones y que en el resto de países no. Además este año son importantes con la aparición de nuevos partidos, algunos más radicales o percibidos como más radicales no solo por nosotros sino por el resto de Europa y por supuesto que pueden afectar.

Por eso decimos que en circunstancias normales si no hay nada que lo enturbie, podría ser un buen nivel para conseguir los 10.700 para posiciones alcistas. Pero, ojo, que estamos en entornos de mucha volatilidad y con asignaturas pendientes como son las elecciones.

¿Se podría hacer alguna estrategia de pares en el sector bancario?
Si pensamos la comparación de la banca española, los dos grandes, con sus homólogos europeos, sí que vemos divergencias con Credit Agricole, Natixis, Unicredit. Estos tienen unos retrocesos desde el verano que ya van por el 38,2%. Santander y BBVA no pasan del 23,6%, el primer retroceso que ni siquiera es representativo.

Pero también tenemos bancos como Bankia que solo desde los mínimos de septiembre se ha revalorizado un 20% y que en octubre, si no me equivoco, el retroceso llegó al 100%.

Si se quieren hacer estrategias de pares para cubrir una estrategia serían Largos de Natixis/Cortos de Santander, para neutralizar una pérdida en caso de que Natixis no continuase con ascensos.

En este caso la cobertura sería con los españoles, con los dos grandes, que no acaban de arrancar y que además acaban de presentar unos resultados que desde un punto de vista técnico no han hecho más que crear dos gaps bajistas y que no han sido recibidos bien por el mercado.

¿Qué se puede esperar para Santander y BBVA?
Creo que hay que distinguir la parte técnica de la fundamental aunque en este caso van de la mano.
Técnicamente ambos han alcanzado un retroceso del 23,6%, que no es representativo, ambos gaps bajistas. En el caso del Santander hoy lo hemos cerrado, pero en el caso del Santander para poder plantearnos alguna estrategia alcista que pudiera tener recorrido debería cerrar por encima de los 5,27 euros.

En el caso de BBVA este nivel son los 8 euros, aunque en este caso hay divergencia. En el caso de que ocurre aun no habrá cerrado este gap bajista de la semana pasada, tendría que cerrar por encima de los 8,10.

Desde el punto de vista fundamental creo que la situación es mejor para BBVA, pero creo que al menos tienen una diversificación con mayor exposición en México y Santander en Brasil. Ojo, que los dos han tenido cosas en los resultados que me han gustado como la caída de la morosidad y la mejora del margen de intereses. Todavía tienen mucho que hacer.

Hay que fijarnos unos objetivos muy claros en el caso de no estar dentro para saber cuándo podemos entrar esperando un recorrido alcista.

¿Se podría hacer alguna estrategia con Abengoa?
Yo prefiero ser prudente. Estamos hablando de una acción que desde un punto de vista técnico tiene una volatilidad en los dos últimos meses cercana al 90%. En los últimos 6 ronda el 100%.

Desde un punto de vista fundamental, Abengoa tiene un nivel de apalancamiento muy elevado y sigue necesitando financiación. Técnicamente tampoco cambia el gráfico en el medio plazo porque las caídas las vemos desde julio.

El hecho de que haya una vela diaria con un incremento como el de ayer lo único que nos dice es la volatilidad del valor y lo peligroso que puede llegar a ser. Hay que ser prudentes y que, quizá, el año que viene podamos plantearnos algo cuando veamos cómo evolucionan las cuentas.

¿Qué esperan para el dólar y qué estrategia podríamos hacer?
Eso es como lo fácil, pero sí que es cierto, lo que pasa es que el mercado de divisas no es infalible.

Si atendemos a un criterio macro, lo lógico es que todavía veamos más apreciación del dólar frente a una cesta de divisas, frente a las emergentes –las que dependen de las materias primas-. Claro que hay oportunidades.

Frente al año la depreciación del euro es de un 8%. Creo que si vemos un mensaje favorable a una subida de tipos en EEUU y una ampliación del QE en Europa sí que pensamos que puede haber una mayor revalorización del dólar.
Estrategias que podemos hacer, pues pensar que podemos niveles de 1,085 en el EURUSD para finales del año. Lo importante es tener los niveles de stop. Hay un CFD sobre el US Dollar Index, que mide el dólar frente a una cesta de divisas.. La estrategia puede ir por ahí.

En principio sí soy de esta opinión, aunque luego no las tengo todas conmigo porque luego sabemos que si el mensaje cambia, y puede cambiar. La situación macro de Europa que tiene mucho peso en el mundo y en el resto de economías tampoco ayuda con lo cual la FED tampoco lo tiene tan fácil para ir por libre por lo que pueden apreciar su divisa demasiado y tampoco les interese.

Con lo cual, a lo mejor al final no llevan a cabo esta decisión no porque no quieran, sino porque al final el resto del mundo a lo mejor no se lo permite. Con lo cual no es 100% seguro que vaya a ocurrir, pero si ocurre si cabe esperar apreciación del dólar norteamericano.