Henri Chabadel, Director de la Gestión SIGMA de Groupama AM, explica que la Gestión Flexible "es básicamente una nueva oferta de gestión dentro de la industria de la gestión de activos.

Se trata de no gestionar en función de un benchmark específico, sino en función de las necesidades de los inversores y su objetivo de rentabilidad". Los fondos de gestión flexible que Groupama ofrece,

Estos fondos, por ejemplo, "tienen un objetivo de rentabilidad de 3%-5%-7% anualizado, liquidez diaria y preservación de capital".

En Groupama AM gestionan el fondo Groupama FP Flexible Allocation "con liquidez diaria y un objetivo de rentabilidad anual del 7% en un horizonte de inversión de 5 años, con restricciones en términos de riesgo, que pueden ser la volatilidad o el VaR".

La principal característica de este fondo es, "en primer lugar, que es un fondo multiassets. Es un fondo multiassets porque hacemos multigestión, nosotros invertimos en fondos externos para tener acceso a todas las clases de activos; también utilizamos un enfoque semicuantitativo, usando un modelo inspirado en una gestión CCPI, que nos permite monitorizar con precisión el nivel de activos con riesgo que podemos tener en la cartera para medir el riesgo de pérdida en la cartera. También utilizamos fondos externos gestionados de manera activa (en vez de ETFs) porque queremos obtener el alpha (una cierta protección) de los gestores de fondos que seleccionamos, especialmente en condiciones de mercado adversas".

En términos de riesgo, una especificidad del producto es que tratamos de mantener la volatilidad en el 8% con una pérdida máxima a un año del 10%. Todo ello se realiza para alcanzar un objetivo de rentabilidad anualizada del 7% en su horizonte de inversión.

"Básicamente, los mercados de renta variable no son la primera opción de gestión", dice Chabadel. ,"Actualmente, preferimos los mercados de crédito especialmente cuando existe riesgo de crédito y un bajo riesgo de duración, de ahí que prefiramos tener exposición a high yield y deuda emergente y por supuesto investment grade. En lo que a renta variable se refiere, por supuesto que somos positivos para este año, pero con un alto nivel de volatilidad, lo que significa que la media de los inversores que invierten en acciones obtendrán rentabilidades positivas pero tendrán que hacer frente a periodos de mercados alcistas y otros de fuertes caídas. Eso es lo que estamos experimentando en estos momentos. No obstante, somos selectivos en renta variable y preferimos la renta variable americana frente a la europea, hasta que no se resuelvan los problemas de la crisis de deuda en la Unión Europea que hará que haya que pagar una prima de riesgo por invertir en acciones europeas.

"Estamos utilizando un enfoque semicuantitativo, lo que hace que estemos invertidos en activos con riesgo que es muy flexible y varían de acuerdo a las condiciones del mercado, a la volatilidad del mercado y la duración. Eso significa que, cuando los mercados caen, cuando los mercados empiezan a estar fuertemente correlacionados, nuestra primera reacción tiende a ser la de reducir activos con riesgo e intentar preservar capital aumentando la inversión en cash. Lógicamente, intentamos hacer eso de manera inteligente, de manera flexible, siempre seleccionando la mejor clase de activos en función del momento al que estamos haciendo frente. Básicamente, monitorizamos la cartera para controlar la volatilidad, para controlar la caída máxima y ser capaces de tener la mayor diversificación en la cartera con el objetivo de lograr cierta protección en mercados adversos".

La volatilidad es alta y" es normal porque existen dudas en todos los niveles. Existen dudas acerca de la actividad de la economía americana, acerca del AAA de EE.UU., acerca del crecimiento económico de China, sobre como la Unión Europea está gestionando su crisis de deuda. Así que, como consecuencia de lo anterior, es normal que la volatilidad actual sea elevada. En nuestro caso, nuestra opinión acerca de la volatilidad actual, es que es más una oportunidad que un riesgo. Actualmente, la volatilidad es consecuencia de multitud de incertidumbres pero adecuada para activos con riesgo".

De hecho, Chabadel reconoce que "prefiero invertir en un entorno de mercado volátil, cuando el riesgo paga. Cuando inviertes en acciones el riesgo paga, cuando inviertes en crédito el riesgo paga, más que invertir en activos con riesgo en 2007 cuando la volatilidad era relativamente baja, cuando la rentabilidad por asumir riesgo era también baja y de hecho, descubrimos en 2008 que el riesgo era muy elevado. Así que, actualmente gestionar volatilidad es difícil, requiere ciertas aptitudes y un fuerte proceso de gestión del riesgo, pero básicamente es una buena oportunidad para inversores".