¿Por qué fondos multiactivo en estos tiempos inciertos?

Una de las bellezas del producto multiactivo es poder modular la exposición al mercado. En momentos tan inciertos como los actuales, tener la capacidad de que un gestor en el que confiamos sepa cuál es el grado de exposición es muy importante. 

Los productos multiactivos, normalmente, se construyen por perfiles. Vamos a poder encontrar dentro de las ofertas, distintas estrategias adaptadas a nuestro apetito de riesgo en cada momento.

¿Qué tiene de novedoso esta gama? Los fondos temáticos suelen ser de renta variable, ¿qué diferencia a estos?

Cuando hablamos de megatedencias tendemos a pensar en fondos de renta variable, en primer lugar, en fondos que normalmente explotan una megatendencia, con lo cual puede haber un riesgo de concentración importante. El hecho de estar invirtiendo en renta variable es, para el perfil inversor, arriesgado. 

Lo novedoso de nuestra gama Polaris, nuestra gama de fondo multiactivo, es que combina, por un lado, la inversión en cuatro grandes megatendencias y, a su vez, lo empaquetamos en una carcasa de fondo que vaya balanceada. Puede haber renta fija, que ayuda a modelar esa exposición y ese riesgo y se adapte a los distintos perfiles, para acceder al mercado con menor riesgo en función de nuestro perfil.

¿Qué buscan los gestores? ¿Por qué las megatendencias? 

A día de hoy, estos fondos tienen exposición a cuatro temáticas de gran recorrido. Por un lado, digitalización y automatización, envejecimiento de la población, crecimiento de la clase media en países emergentes y, por último, cambio en los hábitos de consumo. 

Hay más megatendencias pero creemos que estas cuatro están entre las que mayor recorrido tienen y más consenso tenemos en el que en el medio y largo plazo lo van a hacer bien.

¿Cuál es el proceso de selección en renta variable y en renta fija que hacen los gestores de Oddo BHF?

Especial Megatendencias de Inversión
El nuevo orden internacional vira hacia las megatendencias empresariales y de inversión. Descubre el futuro para los inversores.

Estos fondos combinan renta variable y fija. La importancia de la renta fija va a ser siempre para modular el riesgo, la volatilidad y las caídas. No tanto para generar alfa. El alfa debe venir de la capacidad de los gestores de seleccionar compañías en la parte de renta variable. 

Lo que tiene que cumplir una compañía para estar en nuestra cartera es, por un lado, ser una empresa rentable. Aquí vamos a hacer un análisis cuantitativo, mirando ratios como el torno sobre el capital, el roce, los beneficios… 

Tienen que ser compañías con modelos de negocio sólidos, pensando en las áreas que hacen que esa compañía tenga muchas barreras de entradas. Buscamos crecimiento, definido por la exposición de esas compañías a estas cuatro megatendencias: digitalización, crecimiento de la clase media en países emergentes, envejecimiento de la población y cambios en los hábitos de consumos.

Una vez tenemos definidos qué tipo de compañías nos gustan, miramos la valoración. Los gestores de estas estrategias van a poner mucho foco en dos ratios principales: el EV/EBIT y el rendimiento de flujo libre de caja. 

Con estos factores que, recordemos, eran calidad en el modelo de negocio, compañías rentables y compañías de crecimiento a precios atractivos, vamos a construir una cartera de renta variable entre 30 y 50 valores. Con lo cual, se necesita convicción también, aparte de selección.

¿Qué rentabilidad han tenido los fondos multiactivos en los últimos años? ¿Incorporan los criterios ASG (ESG) en la selección de compañías?

El comportamiento de esta gama, con quince años de historia que empezó en el año 2005, con cuatro perfiles de riesgo, es decir, moderado, balanceado, dinámico y flexible, es excepcional. 

Todos estos fondos tienen cinco estrellas Morningstar. Todos ellos, a tres, cinco y diez años están situados en el primer cuartil, con lo cual hay capacidad de generación de alfa y de rentabilidad para el inversor, ajustado a su perfil de riesgo. Es muy consistente toda la gama en sí.

En cuanto a los criterios ESG, no se incorporan en el proceso de inversión, pero la realidad es que es un estudio ex post por Morningstar, en total la gama, cuatro fondos, tiene 19 globos de sostenibilidad, es decir, tres de ellos tienen cinco y uno de ellos tiene cuatro. 

Con lo cual, son fondos sostenibles, aunque, a día de hoy, no está recogido formalmente en el proceso de inversión la utilización de estos criterios. Pero es algo que va a cambiar muy pronto y podrá aparecer dentro de este proceso; podremos tener un rating ESG.

Las bolsas se la juegan.

El Rally de fin de año y rotación de sectores , las bolsas se la juegan en Diciembre y Enero.

El FMI prevé un rebote del crecimiento mundial del 5,2% en 2021 y del 4,2% para 2022. Según sus estimaciones, el PIB de las economías avanzadas se elevaría un 3,9% el próximo año y un 2,9% en 2022 y, dentro de éste, la zona euro repuntaría un 5,2% y un 3,1% en línea con lo que haría EEUU. No se puede prever con exactitud si los crecimientos del próximo año rondarán estas cifras, pero traerán consecuencias.

Los movimientos corporativos, la evolución de las divisas y las politicas de los bancos centrales moverán y mucho los mercados, ya que los inversores institucionales van a rotar carteras hacia sectores con más potencial y menos riesgo.

Descúbrelo aquí