Ricardo Comín, director de ventas para Iberia y América Latina de Vontobel, explica que le parece exagerada la reacción que ha tenido el mercado con BBVA, mientras que ve altas oportunidades en los mercados emergentes ya que según él "cotizan con un descuento del 40%".

¿Qué análisis hace de lo que está ocurriendo en los mercados globales?

En el caso de emergentes, particularmente en Brasil las perspectivas para mercados no son malas. Parece ser que el candidato (Jair Bolsonaro) es el candidato más de consenso para los mercados, lo cual puede ser bueno y tranquilizar un poco las cosas.

En el mercado de EEUU ha funcionado muy bien durante todo el año alcanzando hasta un 11-12% de rentabilidad. Luego puede haber una recogida de beneficios… y además en dos semanas tendrán lugar las elecciones de mitad de mandato en el que puede cambiar un poco la perspectiva, porque nos podemos encontrar con un Congreso en el que tengan menos peso los republicanos con lo que todo lo impulsado por Donald Trump podría ir para atrás. Impuestos o la fortaleza negociadora con China. Los mercados lo están teniendo en cuenta. Si ocurre todo esto creemos que va a debilitar el dólar, favorecer la renta variable europea y, en general, la renta fija.

Si Trump se refuerza lo que va a hacer es meter un “turbo” a la economía norteamericana y al final la apuesta iría más cerca del 'equity' o renta variable americana o también, renta fija americana pero teniendo en cuenta el coste de cobertura porque el dólar se reforzaría probablemente.

Un dólar más fuerte hace daño a las emergentes y una economía estadounidense hace que el el capital fluya hacia EEUU y en Europa no vayan las cosas como nos gustaría.

A pesar de los positivos resultados corporativos del tercer trimestre que se están conociendo en EEUU los selectivos no parecen celebrarlo con mucho entusiasmo. ¿Qué les está frenando?

Creemos pensar que es principalmente por las elecciones. También hay que tener en cuenta que el mercado ha corrido mucho en los últimos 9 años dónde las correcciones prácticamente no ha habido correcciones mayores del 20%, algo que era habitual. Es decir que esa “poda” que de vez en cuando todavía no se ha dado. El mercado está expectante.

Las perspectivas son buenas, los resultados están siendo buenos. También hay que tener en cuenta que el impulso del consumo ha venido ayudado por los incentivos promovidos por Donald Trump. Además, con un dólar más fuerte los americanos se sienten más ricos.

A quién cree que importa más los resultados electorales de mitad de legislatura, ¿a EEUU, a los economistas, a la Reserva Federal o a China?

En el corto plazo a los americanos y a los inversores en general.

A China es interesante porque puede perder fuerza Donald Trump y China tiene la gran ventaja para aguantar el envite que es el no tener elecciones. En el caso de EEUU con un Congreso de mayoría demócrata se vería obligado, quizá, a tener una postura más laza con China.

Desde la celebración de las elecciones italianas el FTSE Mib ha cedido el 16%. La cotización de uno de los principales bancos italianos, UniCredit, ha perdido el 34%. La rentabilidad del bono a 10 años italiano ha pasado del 1,97% antes de las elecciones y el 2,74% el día en que se constituyó el nuevo ejecutivo a cerrar este lunes en el 3,47%. La prima de riesgo era de 133 puntos básicos antes de los comicios. Ahora se sitúa por encima de los 300 puntos básicos, tras bajar casi 11 puntos básicos.

La griega está en 400 puntos básicos, ¿qué similitudes y diferencias observa entre Grecia e Italia?

Grecia es una economía mucho más pequeña. Podía tener menos presión y más margen para hacer cosas fuera de la ortodoxia y aun así ha tenido que ir cediendo.

Pero un país tan fuerte como Italia… ocurrirá lo mismo. Es verdad que si sube la prima de riesgo a los italianos les va a costar mucho más dinero pagar. La deuda va a ser mayor y probablemente acaben subiendo los impuestos y tengan menos dinero para consumir.

Por otro lado, si se reduce el rating de Italia las empresas se ven afectadas y su financiación cuesta más.

¿La sentencia sobre las hipotecas del Tribunal Supremo ha supuesto la puntilla para el sector bancario español, en este 2018?

El sector financiero español es de los mejores del mundo pero nadie les está ayudando y encadenan una noticia negativa tras otras.

En el caso del BBVA que bajó muchísimo con el tema de Turquía cuando BBVA no envía dinero para financiar productos turcos. No tendría que tener ningún problema de crédito o dotaciones. Ha sido un poco exagerada la reacción. En cuanto a la sentencia sobre las hipotecas, lo que produce es mayor inseguridad jurídica.

En un momento dado, lo que hay que tener son cuentas. Si los bancos finalmente van a tener que pagar esto lo sacarán de sus beneficios para devolverlo a las hipotecas, el precio de la acción va a ser más baja. Es un razonamiento que tenemos que entender todos. Todavía no está confirmado pero, por si acaso, la gente ya empieza a vender.

¿Qué previsiones mantienen respecto a los resultados de las empresas del Ibex 35?

En general son positivos. No esperamos grandes cambios en las perspectivas del mercado. Vamos a ver en qué acaba lo de los bancos. Vamos a ver si es una sentencia retroactiva. Si no es retroactiva no va a haber grandes cambios, lo único que quizá se congele la concesión de hipotecas, pero eso no lo podemos descontar en precio. Si hay efecto retroactivo lógicamente hay que descontarlo en precio.

¿Cuál sería la estrategia a seguir en este tramo final del año? ¿Dónde están viendo valor? Porque dicen que dónde hay riesgo hay oportunidad...

En renta fija donde más valor hay es en la renta fija emergente, pero la renta fija emergente se asemeja a la renta variable con riesgo comparable a la renta fija 'high yield' o de 'bono basura' por lo que no podemos cargar nuestros perfiles de inversión con estos activos, pero es verdad que ahora mismo ahí está la oportunidad. En Europa en la renta fija corporativa y soberana se han ampliado los diferenciales en los últimos meses y hay algo de valor, pero va a depender todo de lo que haga la curva de tipos en EEUU. La curva de EEUU nos va a dar más luz dependiendo de lo que ocurra en las elecciones de media legislatura, si sale un Congreso con mayoría demócrata posiblemente el crecimiento de EEUU se frenará un poco y la subida de tipos se moderará por lo que será bueno para la renta fija. Mientras tanto renta fija flexible.

En renta variable emergente vemos descuentos de hasta el 40% con respecto a lo que había hace dos o tres años, pero una vez más hay que ver el perfil de cada inversor.