José María Luna, director de análisis de Profim EAFI, habla de dónde se encuentras las principales oportunidades en los fondos de inversión en estos momentos.
 
¿Cree que hay un cambio de mentalidad en el ahorrador? ¿Está buscando otras alternativas?

Fundamentalmente lo que estamos viendo en este primer trimestre del 2016 es un claro reflejo de lo que ha ocurrido. Por un lado los mercados, que obviamente el arranque que tuvo el ejercicio fue negativo, provocó que mucho dinero buscara refugio hacia alternativas más defensivas, donde las comisiones de gestión son más bajas; y en segundo lugar obviamente las caídas que sufrieron de patrimonio los fondos de inversión por efecto mercado eso se deja notar en las cuentas de resultados de las grandes entidades financieras que hoy por hoy son las que mantienen el gran pastel de la distribución de los fondos de inversión. Luego hay un segundo factor que se ve por ejemplo en el Banco Santander. La cuenta 1,2,3 ha captado más de un millón de clientes, un volumen importante de dinero y quizá eso en cierta manera haya supuesto un trasvase de dinero procedente de los fondos de inversión hacia esa opción. Seguramente haya incremento en los productos de seguro que garantizan un tipo de interés determinado a un plazo concreto. Con lo cual es reflejo una vez más de cuál es el inversor que predomina por perfil de riesgo de nuestro mercado y como consecuencia de ello el efecto mercado y la propia acción comercial de algunas de las entidades como en este caso el Banco Santander.

¿Cuál es la cuantía óptima de gestión que debemos exigir a un fondo o a un gestor?

Esto es una eterna discusión. Es como el debate en cuál es mejor: si la gestión activa o la gestión pasiva. En el caso de los fondos de inversión depende del tipo de activo. Lo que es inconcebible es que haya una enorme bolsa de dinero en productos como puede ser monetarios, euro, o renta fija de muy corto plazo, donde los fondos de inversión mantienen comisiones de gestión de alrededor de en torno al 1%. Sobre todo en el caso de los monetarios. En estos instantes la rentabilidad media de esta categoría es negativa. Con esta política de tipo de interés cero o negativo que aplican los bancos centrales lo que hace es que los activos donde invierten este segmento, o clase de fondo de inversión, es un lastre. Ahí en los productos más defensivos con este tipo de interés tan bajo es fundamental.
Luego habría que mirar la bondad del producto como tal. Ahí ya no estamos centrándonos tanto en los fondos más conservadores sino de categorías de mixtos, tanto de renta fija como mixtos de bolsa, y por supuesto fondos puros de renta variable. Que sea barato y encima sea un buen producto es fantástico. Pongo un ejemplo: Bankinter Índice America, es un producto que su comisión de gestión no llega al 1%. Es un producto que está ligado a la evolución del S&P 500 y cubre riesgo divisa. Es un producto de bolsa. También hay productos de renta variable norteamericana que tienen comisiones de 1,5% o 2%, que en algunos casos puntualmente pueden batir al S&P 500 que es un índice súper difícil batirlo y otros en cambio que no lo hacen. Ahí sí que hay que estar atentos a la bondad del producto y lógicamente tener en cuenta si no hay una bondad de buscar un producto barato. Luego en mixtos vemos que hay productos que tienen comisiones altas pero que tienen resultados muy buenos. Hay que ver qué tipo de producto es y en el resto la propia bondad del producto.

Esta semana hemos visto alguna de las salidas a bolsa aquí en el parqué español. Desde el punto de vista de los fondos de inversión podemos atacar este tipo de estrategias o usted tiene alguna estrategia en este sentido?

Sin duda alguna. Creo que es momento que muchas entidades se vuelvan a plantear volver a bolsa. Es una forma de captar la atención de inversores y llevar a cabo sus proyectos. Es una idea que habrá que tener muy presente sobre todo en el momento de mercado. Si el momento no es bueno, por muy buena idea que sea, pueda penalizarlo. No obstante, muchos fondos de inversión si las compañías les gustan aprovechan para entrar o bien a la OPV o más adelante cuando la acción empieza a funcionar. Muchas veces incluso después de alguna corrección. Más que eso a mí me gusta más el segmento de las fusiones y adquisiciones. Creo que ahí hay más valor y es un nicho más interesante. Se dan dos factores muy notables: exceso de liquidez (donde hay compañías con gran caja y crecimiento) y el crecimiento. Este nicho es para tenerlo en el radar. Me quedaría con dos ideas: un fondo de JP Morgan, el Global Merch Arbitras; o y el Gamco Merch Arbitras.

¿Cree que son una alternativa los fondos de reparto en estos momentos?

A mí no me gusta el tema de las modas. Son muy pasajeras y los estilos permanecen. Pero sí que es verdad que hay esta moda y en este momento tiene sentido. Tiene sentido porque el mundo crece a nivel muy bajo, de ralentí y de forma muy desigual. Hay una segunda variable que es que el mundo está muy endeudado. Una forma de aportar valor en estos momentos es vía dividendos. Se puede encontrar en formato mixto. Por ejemplo en JP Morgan o Schroeders, que han sabido dar un paso más allá y centrarse en aquellos inversores que buscan yield. Luego también hay otras ideas en bolsa que también pueden ser interesantes.

¿Qué opina de la plataforma de fondos de inversión que va a lanzar BME?

Me parece fantástico. Nosotros somos grandes defensores de la arquitectura abierta. Es realizar la inversión a través de los equipos de inversión o gestoras que son las que más valor pueden aportar. Eso me permite encontrar una cartera óptima o eficiente para mí. Ahora bien, puntualizaría dos cosas. Lo primero, esto es una plataforma y ahora vamos a ver cómo casa con la entidad financiera con la que estoy trabajando. Digo esto porque nuestro dinero está en una serie de bancos y desde ahí vamos a trabajar. Hay que tener muy presente que las entidades financieras y están viendo reducir sus resultados curiosamente batiendo al consenso.