Un fondo de bonos convertibles que busca participar razonablemente de las subidas de las acciones con un buen nivel de protección como bono.
Los bonos convertibles pueden batir a la bolsa con una menor volatilidad, ¿cómo lo hacen?

A largo plazo, los bonos convertibles han proporcionado la misma rentabilidad: en mercados al alza, son capaces de participar significativamente de las subidas, mientras que son capaces de resistir en caídas de mercado gracias al efecto “paracaídas”. Por ello, no sólo obtienen rentabilidades similares a la renta variable, sino que además lo hacen con la mitad de volatilidad. Esto se explica por la convexidad de su perfil de riesgo.

¿Qué sectores ofrecen bonos convertibles atractivos en Europa actualmente?

A día de hoy tenemos algunos sectores específicos. En los cíclicos  encontramos los mejores perfiles de bonos convertibles, puesto que tienen un perfil mixto. Es decir, que participan razonablemente en las subidas de las acciones con un buen nivel de protección como bono. Esto es  especialmente cierto para cíclicos como en el sector de materiales básicos, automoción y medios de comunicación.

¿Qué opina de los bonos convertibles en el sector financiero?


Hay pocos bonos convertibles en el sector financiero. Sólo tenemos algunas compañías emisoras y unos pocos bancos, representando sólo un 5% del sector. No es una gran exposición, los convertibles tienen una pequeña exposición al sector financiero en Europa.

¿Cuál es la estrategia de inversión del Amundi Funds Convertible Europe?

En Europa tenemos principalmente una estrategia basada en la convexidad del perfil asimétrico del convertible. Esto significa participar en las subidas de la bolsa con una fuerte capacidad de resistir en las caídas. Por ello seleccionamos para nuestro fondo los bonos con esta cualidad de su perfil.

¿En qué consiste la Cláusula Rachtet?

La cláusula Ratchet es algo muy específico en los bonos convertibles. Ocurre en caso de cambio de control del emisor. Consiste en que la prima que se ha pagado al principio de la emisión será compensada en caso de que el emisor sea absorbido. Por ejemplo, si tuviéramos una prima del 20% del convertible y mañana la compañía es  absorbida, nos darán un número de acciones que correspondería a la prima del 20% pagada al principio, de
forma que nos beneficiaríamos de la subida del precio.