Julien-Pierre Nouen, economista y estratega de Lazard Frères Gestion, comenta las oportunidades de inversión y el escenario macroeconómico global de cara a 2016. 

¿Qué podría pasar con el mercado de renta variable de EEUU cuando la Fed suba tipos?, ¿debemos esperar un parón de la renta variable?
En el corto plazo espero algo de volatilidad pero, cuando nos remitimos a las experiencias históricas, encontramos que la inflación no es un problema. Normalmente, la subida de tipos está asociada con la subida de la renta variable, ¿por qué? Porque reacciona al hecho de que la economía está en mejores condiciones y nosotros pensamos que el primer o segundo día la volatilidad a la baja, pero creemos que en el largo plazo,  la subida de tipos podría ser una causa para la caída de los mercados.

Después habría que mirar el impacto de la subida de tipos en el EURUSD porque la subida de los tipos del dólar podría causar algunos problemas en el crecimiento de beneficios, aunque no estamos demasiado preocupados por el impacto en las acciones americanas.

¿Cree que el BCE podría llegar a comprar renta variable, como han hecho otros bancos centrales?
Ésta podría ser una medida extrema porque si vemos el valor de lo que han hecho otros bancos hasta el momento, sólo el Banco de Japón ha comprado renta variable y no en una cantidad muy grande. Creemos que el BCE va a seguir tomando algunas medidas en materia monetaria y de crédito, como bajar los tipos de los depósitos bancarios o aumentar los activos seleccionables para su programa QE porque, si miras los datos económicos se observa que hasta ahora el QE está trabajando para potenciar a la inflación desde donde estaba, mejorar el crecimiento económico y llevar más abajo el euro, por lo que no vemos necesario que empiece a comprar acciones.

¿En qué regiones ven mejores oportunidades para invertir el próximo año?
Creemos que los ganadores de este año, van a serlo también el próximo. Los mercados con mejores rendimientos este año han sido de la zona euro, y Japón y pensamos que se dan las condiciones para que se mantengan los fuertes rendimientos en estos mercados.

Por otro lado, pensamos que la renta variable estadounidense puede sufrir con la subida del dólar.
En la eurozona vemos una mejora del  entorno económico y esto puede soportar el aumento de los beneficios. En Japón el tema es más estructural, pues las primeras flechas del  Abenomics ha permitido a muchas compañías mejorar sus beneficios mucho y así cuidar más a sus accionistas. Este es un plan estructural que podría permitir que los beneficios empresariales de las compañías japonesas mejoren y por ello seguimos manteniendo que es una buena oportunidad de inversión.

¿Por qué sectores apostarían en 2016?
En Lazard Frères Gestion tenemos una cultura de inversión basada en los fundamentales y una base de selección de compañías, por lo que no hacemos selecciones sectoriales pero, basándonos en los análisis financieros de las compañías, podría decirte en qué sectores estamos invirtiendo ahora sobre todo, por ejemplo, en industrias cíclicas, con compañías que han sufrido mucho después de los problemas que surgieron en el mercado este verano; pensamos que hay valor en estas compañías. También pensamos que en el sector del automóvil hay compañías que han sufrido mucho por los problemas de Volkswagen pero, si miramos, por ejemplo, los últimos números de las ventas de coches en EEUU, por supuesto, comprobamos que Volkswagen ha sufrido mucho pero, en general, se mantienen las ventas de coches y creemos que la industria automovilística ha sido castigada por Volkswagen, pero que las compañías pueden seguir reportando buenos números y, por ello, creemos que son una buena inversión.

También nos gusta el sector de la construcción, pues cuando miramos a España, observamos que los permisos de construcción han aumentado, en Francia se han estabilizado y creemos que hay un apalancamiento en la construcción y estas compañías podrían tener un cambio bastante rápido en el próximo año.
 
¿Qué esperan del mercado de renta variable español para el próximo año?, ¿nos podría decir algunas ideas de inversión concretas?
Es bastante difícil decir qué va a pasar en este mercado, porque hay empresas muy grandes con un gran peso en el Ibex, pero nos gustan las compañías de televisión españolas, que tienen mucho apalancamiento operativo y podrían tener una mejora de los beneficios gracias al crecimiento económico español, España es el país que más rápido está creciendo ahora mismo en la eurozona.

También nos gustan algunas compañías financieras, como BBVA y somos muy cautelosos con Santander, porque vemos con cautela su exposición a Brasil, que es un país que está afrontando muchas dificultades. Pero sí que nos parecen particularmente interesantes bancos como BBVA o Caixabank.

También estamos particularmente interesados en el real estate español y en empresas como Merlin o Hispania.
 
¿Qué riesgos pueden amenazar al mercado en el 2016?
Estamos bastante confiados con lo que nos podamos encontrar el próximo año porque el hecho de que los precios del petróleo hayan caído mucho es algo positivo para la economía mundial y creemos que podría conllevar una mejora del crecimiento global y esto soportará las bolsas.

Debemos estar cautelosos, aunque no mucho, con China, porque la ralentización de China es una historia estructural de un país que está cambiando de un crecimiento dirigido por la inversión a un crecimiento liderado por el consumo. El gobierno da señales de que está gestionando esto bastante bien.

Estamos mirando con más atención son algunos países emergentes, como Brasil, que pueden sufrir una gran crisis el próximo año.

No estamos preocupados por la deflación porque el riesgo de deflación ha remitido mucho porque el desempleo está cayendo en todas partes ahora. Las cifras de inflación aún son bajas durante toda la crisis y los efectos específicos llegarán el próximo año. Sí, estaremos a salvo y los riesgos principales estarán en algunos países emergentes.
 
¿Ven riesgos geopolíticos?
Si miras cómo los mercados tratan los riesgos geopolíticos en los mercados, se ve que tienen una reacción que dura uno o dos días, pero en el largo plazo los mercados pueden ir bastante bien. Entendemos que no afecta el entorno y que no impactan en el desempeño de los mercados en el largo plazo.