Los mercados emergentes se han convertido en uno de los principales focos de atracción de los flujos de fondos en los últimos meses. Pictet propone una estrategia Long/Short a través de su fondo Total Return Mandarin en el intentan aprovecharse de los sectores con más potencial en China. Hablamos con la gestora de este vehículo.

 
¿Sigue dañada la confianza de los inversores extranjeros hacia China después de la devaluación de su moneda en 2015?
Se podría decir que si, pues todavía no se entiende porqué China inició la devaluación de su moneda improvisadamente.

¿Cuál es la situación macroeconómica actual y principales desafíos por delante? ¿Es inevitable una crisis? 
El mayor desafío es cómo puede China puede recuperar aceleración del crecimiento. En 2009 su economía crecía al 10% anual y este año claramente al 6,7%. Las posibilidades de que haya una crisis están aumentando, si bien (las autoridades) China está haciendo todo lo que necesario para evitarlo.

¿Los mercados de China permanecerán volátiles?
Tenemos que acostumbrarnos a vivir con la volatilidad. Además el mercado chino está haciéndose más maduro después de que en 2015 cayese. Ahora los inversores están mejor educados y el mercado puede basarse más en fundamentales e institucionalizarse en el futuro

¿Qué sentido tiene una estrategia long/short de acciones en este entorno? 
Nuestro objetivo es proporcionar protección a la baja y al mismo tiempo participar de las oportunidades al alza en determinados sectores de la economía. En este sentido la estrategia long/short es la más apropiada para China, pues los factores de crecimiento de su economía han cambiado. Hay sectores que van a ser perdedores mientras otros ganan mercado.

¿En qué sectores y temas encuentran oportunidades?
En posiciones al alza hemos identificado que determinados sectores relacionados con productos y servicios aspiraciones y relacionados con estilo de vida son muy prometedores. La clase media se está formando en China y la población envejeciendo. Así que hay mayor demanda de educación, consumo de mayor valor añadido y salud, en industrias con mucho futuro. Sin embargo los sectores con sobrecapacidad, cargados de deuda, especialmente de industrias tradicionales tendrán dificultades los próximos años

¿Qué exposición al mercado tienen actualmente y qué espera para el resto del año (y 2017)?
Nuestra exposición al mercado se ha ido incrementando. A principio de año era muy baja, pues todavía se estaban evaluando los riesgos de la devaluación de la moneda china. Pero ese riesgo macroeconómico ha disminuido y desde el voto Brexit nuestra exposición neta ha pasado del 20 al 50%. Para el resto del año no esperamos un gran comportamiento alcista para el conjunto del mercado pero seguimos identificando gran cantidad de oportunidades por sectores. De hecho estamos en un mercado de selección de acciones entre sectores económicos correctos.

¿Cuáles son las principales características diferenciales de Pictet Total Return Mandarin? 
Contamos con un equipo de tres profesionales con base en Hong Kong, análisis de abajo a arriba y creemos que contamos con mucho mejor conocimiento sectorial que la media para la cobertura de las industrias del país.

¿Cómo se ha comportado el fondo históricamente? 
En lo que va de año (hasta agosto) el fondo sube 3,7% en un mercado muy difícil, en tres años 6,3% anualizado y desde la puesta en marcha, con subidas y bajadas, estamos en 3% anualizado pero con la mitad de la volatilidad que el mercado (MSCI Golden Dragon).

¿Observan rotación de los inversores desde estrategias neutrales respecto al mercado a estrategias long/short?
Hemos llegado a ver rotación de inversiones en estrategias neutrales respecto al mercado hacia long/short. Ahora bien los flujos, con los riesgos globales, han estado planos este año en estrategias neutrales, pero con salidas en estrategias long/short, si bien en nuestro caso los flujos se han mantenido planos. El caso es que desde agosto ha habido vuelta al riesgo y entradas netas en estrategias long/short, que esperamos sigan ganando volumen de gestión de activos, aunque no necesariamente por rotación desde estrategias neutrales.