El cambio climático cada vez cobra más fuerza. El Informe Stern, elaborado al amparo del gobierno británico, concluye que los actuales niveles de emisión de Co2 podrían provocar una pérdida económica equivalente al 20% del PIB mundial, al marquen de inundaciones, sequías, movimientos migratorias, etc. Este mismo informe considera que con una inversión próxima al 1% del PIB global anual, estas consecuencias podrían evitarse. El cambio climático está aquí y las energías renovables se postulan como una atractiva y rentable oportunidad de inversión. No en vano, las compañías ligadas a las renovables cotizadas acumulan una revalorización próxima al 30% en lo que llevamos de año y no olvide que la energía renovable habla español. De hecho, Iberdrola es la compañía líder mundial en energías renovables.
Ángeles Santamaría, dtora. de mercados y prospectiva de energías renovables de Iberdrola¿Qué potencial tienen las energías renovables para el inversor? Las energías renovables, fundamentalmente la eólica, ocupan cada vez un papel más destacado en el panorama energético de las economías desarrolladas. De hecho, la potencia instalada se acerca ya los 90.000 MW a escala mundial y dispone de tasas anuales de crecimiento en torno al 18%, satisfaciendo las necesidades energéticas de más de 36 millones de hogares en todo el mundo. Iberdrola ha sido muy activa en el desarrollo de las renovables y ha apostado por las ventajas de las energías limpias respecto al cambio climático, que las convierte en una importante opción para lograr un desarrollo sostenible y para contribuir al cumplimiento del Protocolo de Kioto. De hecho, Iberdrola lidera el negocio renovable en todo el mundo, con una potencia instalada superior a los 6.500 MW, la mayor parte de ellos eólicos. Estamos en los mercados más estables, como son la mayor parte de Europa y Estados Unidos, y evaluamos posibilidades en mercados emergentes de todo el mundo. La vocación de la empresa es mantener la inversión a largo plazo. • ¿Qué novedades presenta el nuevo Real Decreto 661/2007?. ¿Es optimista? Es un hecho que las energías renovables son un pilar sustancial para la lucha contra la reducción de la emisión de gases de efecto invernadero y la única de las actuaciones propuestas que está aportando resultados estimables. Tras un periodo de incertidumbre que se ha prolongado casi un año y medio, finalmente el Gobierno ha establecido un marco estable para el sector, que mantiene los principios regulatorios básicos y que reafirma el compromiso con las energías renovables. El RD 661/2007 nos permitirá mantener nuestro plan de inversiones en España y obtener el retorno previsto en nuestro Plan Estratégico, sin ninguna duda. Iberdrola tiene una cartera muy amplia y vamos a llevar adelante los proyectos que realmente nos permitan optimizar el retorno de las inversiones. • ¿Cómo ha cambiado el plan estratégico de Iberdrola tras la integración de Scottish Power? La previsión de Iberdrola era invertir 9.000 millones de euros en el periodo 2007-2009, de los que 3.250 millones se destinarían a energías renovables. Sin embargo, la reciente integración de la empresa escocesa ScottishPower ha supuesto un replanteamiento de los objetivos. Estamos trabajando en un nuevo Plan Estratégico para el grupo en su conjunto, que se presentará en otoño e incluirá una actualización de las inversiones. Lógicamente, la inversión en energías renovables cumple los criterios de rentabilidad financiera que se marca Iberdrola para todos sus negocios, como no podría ser de otra manera. • La energía solar se está convirtiendo en un nuevo instrumento de inversión para los particulares, ¿cómo podrían beneficiarse también los inversores de la fuerza del viento? La eólica es una tecnología más madura, ya que lleva un mayor número de años en explotación y desarrollo. Los inversiones y emprendedores, tanto pequeños como grandes, se han beneficiado en los últimos años de este hecho. • La apuesta por la sostenibilidad ¿ha calado en la sociedad, es una obligación gubernamental o una apuesta arriesgada? Las energías renovables son complementarias a las convencionales, ya que permiten reducir la dependencia energética del exterior mediante el uso de tecnologías que, además, no emiten gases contaminantes. Dicho esto, hay que recordar que ninguna tecnología de generación es por sí misma la solución energética para los problemas de medio plazo. La solución óptima es utilizar todas las fuentes de energía disponibles en una proporción adecuada para cubrir la demanda al mínimo coste, con las máximas garantías de continuidad. En cualquier caso, el interés por las renovables no se trata de una obligación de un gobierno en concreto, sino que se ha convertido en una preocupación fundamental en la mayoría de los países del mundo. De hecho, ha sido la Comisión Europea la que ha fijado el objetivo de lograr que el 20% de toda la energía consumida en la UE sea de origen renovable en 2020, lo que tendrá que concretarse por países. España acaba de aprobar un nuevo marco regulatorio para las renovables que permitirá alcanzar los objetivos fijados, gracias a una retribución razonable. • ¿En qué situación se encuentra España en generación de energía renovable? Iberdrola es líder mundial en energías renovables y desarrolla proyectos en muchos tipos de tecnologías: eólica, biomasa, solar termoeléctrica y fotovoltaica. España se encuentra en la actualidad en segundo lugar en el mundo en cuanto a potencia instalada, con 12.800 MW a cierre del primer semestre de 2007, sólo por detrás de Alemania. Es una posición realmente envidiable que da cuenta del potencial que tiene nuestra industria en este sector, con un fuerte desarrollo interior y una expansión internacional de promotores y fabricantes. No es fácil encontrar otra actividad industrial que haya tenido el resultado de éxito que observamos en este sector. En un marco de fuertes incrementos de la demanda, como los observados en los últimos años, tenemos una tarea muy pendiente como es la eficiencia energética y, específicamente, la modificación de nuestros hábitos de consumo energético. • ¿Qué esperan del debut bursátil de Iberenova? La operación, que está previsto se materialice a lo largo del último trimestre del ejercicio en curso, se realizará mediante una ampliación del 20% del capital social de Iberdrola Energías Renovables, que posteriormente se colocará mediante una oferta pública de suscripción. Según las primeras estimaciones de los analistas, el valor de esta filial de Iberdrola, que integraría los activos renovables de ScottishPower y de PPM, podría alcanzar los 20.000 millones de euros, con lo que la colocación en Bolsa podría reportar a la compañía unos 4.000 millones de euros. El objetivo es destinar esta cifra a acelerar el crecimiento en este área de negocio, en la que ya tenemos más de 6.500 MW operativos y contamos con una cartera de proyectos que suman casi 38.000 MW. Quiero recordar que los analistas, que han destacado la revalorización del 30% experimentada este año por los títulos de las principales compañías de energías renovables del mundo cotizadas, han aplaudido la iniciativa de Iberdrola, que mantendrá intacta la solidez financiera del Grupo.