Sara Pérez Frutos, directora general de Dracon Partners considera que “se le ha dado demasiada importancia a la cumbre de Washington y no queremos decepciones cuando el lunes no haya soluciones”. Según explica esta experta “algunos han llegado a comparar la cumbre de este fin de semana con la de Bretton Woods (…) y ni siquiera estamos en la misma situación. Hemos tenido un problema tremendo, que se ha trasladado del sistema financiero al económico y ahora no podemos filosofar, hay que buscar medidas y eso difícilmente –asegura la experta financiera- lo van a conseguir los presidentes de estos países, que ni siquiera son expertos”. Para Sara Pérez Frutos, la reunión de este fin de semana es “mucho ruido y pocas nueces y no esperamos demasiado de ella”.

Una reunión que se produce la semana en la que el secretario del Tesoro americano, Henry Paulson “rectificó” parte del plan de rescate propuesto semanas atrás. “Un plan más a la inglesa”, comenta la directora general de Dracon Partners que explica, “Brown ha demostrado que sus medidas han funcionado”. Lo que propone ahora Paulson es diametralmente opuesto a lo propuesto inicialmente. “Ahora propone inyectar capital a los bancos y tener una capacidad de control más directa (…) lo que trastoca lo que ya se había hablado”. Además, continúa la experta, “no habrá plan para la industria automovilística que está en crisis mientras que Obama es favorable a que el plan de rescate se abra a la industria del automóvil”

Situación complicada la del mercado que podría dejar a los inversores sin el famoso rally alcista de fin de año. Un rally, sin embargo, asegura Pérez Frutos “que ya hemos tenido a finales de octubre y principios de noviembre, pero que ha sido tan rápido que no ha dado tiempo a cogerlo”. Esta experta, además, no descarta que haya rally de finales de año “pero será difícil de coger, por lo que no recomiendo a los inversores que entren a jugarlo, porque incluso con apuestas seguras podemos encontrar pérdidas”. Y es que el consejo de esta experta pasa “por extremar la precaución y mantenerse fuera del mercado”.

Una empresa que permanece, por el momento, ajena a las caídas generalizadas en bolsa es la estadounidense Wal Mart “que lo está haciendo bien”, asegura esta experta que añade “sus ventas comparables en octubre han subido. La clave está en que han bajado los precios de manera agresiva y están acercando las necesidades del producto al cliente”.

 

Los fondos de inversión continúan con su particular vía crucis este año con caídas continuadas de su patrimonio. En octubre y según datos de Inverco –la patronal del sector- el patrimonio de este tipo de productos financieros cayó un 4,2%. Dinero que, según la experta de Dracon Partner “se está yendo hacia los depósitos bancarios que están haciendo campañas agresivas o se está yendo directamente debajo del colchón (…) Hay mucho miedo y la gente está esperando a que escampe”.

Una alternativa de inversión al calor de la aversión al riesgo podrían ser los bonos estatales. “Ahora mismo, si estamos miedosos es el producto más seguro”, comenta esta experta financiera “pero no nos van a dar rentabilidad (…) no es la mejor inversión si pensamos en términos de rentabilidad. Sí si lo hacemos en términos de riesgo, aunque ahora mismo, en términos de pura rentabilidad, la deuda pública está cara y no recomendamos estar en ella a medio plazo”. Algo más positiva se muestra esta experta con la deuda corporativa “que emiten las empresas –explica Sara Pérez Frutos- cuando necesitan financiarse. En la actualidad, el Spreads (diferencial) está a niveles máximos, con primas desorbitadas. Esto debería reducirse cuando el mercado se normalice. Es una buena idea invertir en deuda corporativa, pero apostamos por deuda corporativa de alta calidad y no por la que se conoce como high yield, porque con ella nos podemos dar sustos u obtener rentabilidades altas pero con riesgo elevado”.

En cuanto a su composición de cartera, la directora de Dracon Partners recomienda aumentar la posición en Estados Unidos, “por el dólar, porque si alguien va a salir antes de la crisis serán los americanos y porque sus niveles de suelo están más cerca que los de los índices europeos”. En conclusión, “tendríamos un 60% en Estados Unidos, un 30% en Europa, entre un 10 y un 15% en emergentes y un 5% en liquidez”. Además, explica la experta “infraponderamos emergentes y estaríamos totalmente fuera de Rusia y le daríamos más peso al área dólar que al área euro”. En cuanto a acciones, “nos gustan las acciones de compañías grandes, compañías de valor” y en renta fija “nos gustan los fondos de renta fija en dólares a corto plazo para beneficiarnos del diferencial de la divisa”.