Ignacio Moncada, analista financiero independiente, comenta cuáles son los aspectos a los que nos debemos enfrentar en los mercados el año que viene y qué oportunidades puede haber en este momento.
 
La volatilidad es algo que nos puede acompañar de cara al año que viene sobre todo porque tenemos todavía el terremoto de China presente. ¿Cree que eso puede prolongarse de cara al año que viene y debemos estar preparados para un episodio de volatilidad como el que sufrimos este mismo verano?

Creo que sí. En la economía mundial hay muchos frentes abiertos y hay poca certidumbre en general en todos ellos hacia dónde nos dirigimos. En el tema de China hemos visto episodios de mucha volatilidad en la bolsa con una subida muy rápida al principio y una caída muy fuerte después. China tiene problemas de burbuja inmobiliaria y burbuja bursátil aunque creo que el fundamental de la economía, aunque está cambiando y genera incertidumbre, a medio y largo plazo sí que se puede estar más o menos seguro de que va a ir más o menos bien. Pero a corto plazo, a lo que nos enfrentamos a 2016, sí que puede generando incertidumbre y más volatilidad en la bolsa.

Otro punto fuerte es la subida de tipos por parte de la Fed. ¿Qué podemos esperar de cara al año que viene en el mercado americano con este ciclo de subida de tipos?¿Y cómo puede afectar también a Europa?

La subida de tipos está más o menos según lo planeado por la Reserva Federal. Es una subida de tipos muy gradual. La propia Reserva Federal ha hecho mucho hincapié en la palabra gradual para advertir que la subida de tipos será muy poco a poco a lo largo de 2016. Es posible que solo veamos dos o tres subidas de tipos, ni siquiera una subida cada trimestre. Más o menos para quedarnos a final del año que viene entorno al 1%. Esto puede afectar en la medida que esas subidas de tipos vayan como está previsto no deberíamos esperar grandes cambios con lo que ha sido este año. 2015 ha sido lateral para la bolsa americana salvo un episodio de mucha volatilidad. En general cuando se suben tipos de interés los múltiplos de las bolsas suelen reducirse, tampoco los beneficios empresariales se espera que crezcan mucho y se espera que se compense una cosa con la otra, con lo cual yo no esperaría grandes episodios. Si por algún problema, por ejemplo que se dispare la inflación o que hay problemas con las economías extranjeras, la Reserva Federal se pone más nerviosa y empieza a subir tipos más rápido sí que podríamos ver correcciones en la bolsa estadounidense. Sobre cómo puede afectar esto a Europa cabe decir que ahora está en el ciclo contrario. Está inyectando liquidez y comprando bonos. El mercado de bonos en Europa es mucho más pequeño que en Estados Unidos porque en Europa la financiación es básicamente bancaria. Entonces a poco que el BCE compre deprime mucho las rentabilidades de la renta fija, de modo que estamos en esa coyuntura en la que Estados Unidos empieza a cambiar de ciclo mientras Europa hace lo contrario. Con lo cual deberíamos esperar un dólar que siga fuerte y un euro más débil.

¿Ve paridad en el euro-dólar como dicen muchos expertos?

Hay muchos analistas que dicen que va a llegar a la paridad, pero dependerán mucho de qué medidas tomen tanto la Reserva Federal como el BCE. Si el BCE adopta medidas de más compras de bonos y la Fed sube tipos de una forma sustancial, sí que podríamos llegar a la paridad. Yo tengo la sensación de que la Fed va a ir más despacio de lo que la gente piensa. Hay gente que dice que puede haber cuatro subidas de tipos, por lo que eso puede mantener el dólar más o menos en los niveles en los que está. En todo caso seguirá el dólar fuerte y el euro depreciado.

¿En el caso del mercado de bonos qué se puede esperar?

Los mercados de bonos se dividen en grado de inversión y high yield. Las políticas monetarias expansivas lo que tienden es a deprimir las rentabilidades, a subir el precio nominal de los bonos. Mientras siga así en Europa creo que va a seguir igual…

¿En Estados Unidos podría haber oportunidad?

En Estados Unidos va a haber oportunidad en las partes más seguras. La parte de los mercados de high yield pueden sufrir un poco más porque hay muchas empresas que se están financiando que están muy débiles. Además en la parte de más riesgo siempre hay más incertidumbre. Hay muchos analistas que dicen que hay una burbuja en high yield y yo  creo que sí, pero eso no quiere decir que vaya a caer, puede significar que puede seguir subiendo.

De hecho hemos visto un fondo en concreto que no ha podido hacer frente a reembolsos dentro del high yield americano…

Claro, en parte porque han sido empresas vinculadas a la energía y el petróleo…

¿Eso podríamos seguir viéndolo en 2016?

Sí, podríamos seguir viendo eso.

¿Cómo puede influir a los mercados emergentes de cara al año que viene la situación con las materias primas?

Básicamente si los precios de las materias primas se mantienen en los rangos en los que están, y creo que se espera que sea así, las economías emergentes seguirán sufriendo como lo han hecho durante este último año. Sobre todo aquellas que están más enfocadas a la exportación de materias primas y del petróleo. Caso de Rusia, Brasil además con el caso de inestabilidad política. También en los emergentes hay que diferenciar. La parte de Asia hay que diferenciarla, China es una economía muy particular. India por ejemplo es un país que creo que es muy interesante porque necesita inversión y se encuentra en un momento más o menos político más estable y que está intentando fomentar la inversión. Necesita infraestructuras, carreteras, líneas eléctricas etc. Y Latinoamérica sufriendo por los precios de las materias primas creo que se espera que sigan así a lo largo del 2016. Tal vez a partir de la segunda mitad podría comenzar a darse alguna alegría todos esos países, pero de momento pueden seguir así.

¿El año que viene puede seguir esta tendencia con el petróleo que dicen muchos analistas que podría llegar incluso hasta los 15 dólares?

El petróleo se ve afectado por la oferta y la demanda. La demanda de petróleo está muy estancada. Países como China está frenando mucho sus importaciones, Europa no termina de arrancar, y en general la demanda está un poco débil y a su vez la oferta ha subido, por las decisiones que toma por ejemplo la OPEP. Entonces yo creo que sí vamos a seguir viendo el petróleo barato y va a seguir bajando.

¿Qué podemos esperar para nuestro mercado con la incertidumbre que tenemos en este momento sobre todo política más al corto y medio plazo?

Creo que la economía española tiene oportunidades de crecimiento. Como dices los próximos meses van a estar maracos por la incertidumbre política. Es decir, las elecciones han dado un resultado que es muy difícil de encajar para formar un gobierno y que aunque se consiga encajar para formar un gobierno eso no quiere decir que vaya a ser fácil de gobernar, porque para cada cosa que se necesite hacer se van a necesitar aunar las voluntades de distintos partidos, entonces la bolsa española en los próximos meses se enfrenta a incertidumbre y eso significa volatilidad. Eso no significa necesariamente que vaya a caer, lo que significa es que se va a volver un mercado para inversores que tengan menor aversión al riesgo. Es decir, que se sientan más cómodos con la volatilidad.