Juan Luis Sevilla, director de Asesoramiento Patrimonial de Profim EAFI.

¿Cómo podemos cubrir la cartera?

“Lo principal es que se vaya con los deberes hechos, esto es, que tenga una cartera adecuada para el momento actual. La clave se resume en tres palabras: liquidez, flexibilidad y protección. Una cartera que tenga su parte de liquidez como munición para volver a RV si triunfa la estrategia alcista puede ser una buena oportunidad para coger precios interesantes. Hay muchos fondos que a medida que van sumando rentabilidad se van protegiendo. Y, por último, la flexibilidad de una cartera es primordial.

Para el inversor más avezado es buscar esto mismo, pero con un poco más de direccionalidad tanto en Europa como en USA.

En Estados Unidos se puede hacer un doble juego, long short, que están funcionando muy bien ahora mismo”.


¿Cómo ha afectado la situación griega a nuestras carteras?

“Estamos acostumbrados, después de años de bonanza en la RF, han llevado las TIRs prácticamente a negativo. Las carteras con mayor direccionalidad son las que más han sufrido. Hay fondos de retorno absoluto muy flexibles y, sobre todo, no tener o dejar a la mínima expresión la direccionalidad en RF.

Puede ser un buen momento para reconstruir la parte más conservadora de la cartera. Es un buen momento para echar la vista atrás. El tema griego y el QE desvirtúan todo esto.”


¿Confían en que las bolsas cierren al alza?

“Básicamente sí. Es el escenario principal con el que trabajamos. Se trata de que haya una correlación entre el riesgo que asumo y la evolución de los productos. Las carteras se deben hacer con cierta exposición a RV. Todo en su justa medida. Estamos asistiendo a minicrisis de mucha volatilidad que están echando fuera a pequeños inversores.

Hay que tener RV europea, algo de estadounidense, y a nivel sectorial algo bancario o tecnológico estadounidense”.


¿Qué fondos recomendaría?

“En RV Euro hay productos como el Allianz Europe Equity Growth lo están haciendo muy bien. En España hay productos que están doblando la rentabilidad del Ibex como el Okavango Delta o el fondo EDM Inversión o Metavalor que son productos muy de gestor y definidos.

También un Belgravia Epsilon, con ciertas coberturas, lleva un retorno del 16%”.


¿La caída de las materias primas puede afectar mucho a los fondos de inversión?

“Sobre todo al sectorial energético y a los fondos que invierten en mineras de oro. Si se tiene en cartera, deberíamos aplicar stop de pérdidas. Todo juega en contra del oro. Preferiría centrarme en sectores más tradicionales. A día de hoy recomendaríamos en fondos vinculados a oro y energía no estar en ellos”.