2017 fue un año importante para Gigas. El objetivo principal para este ejercicio era alcanzar EBITDA positivo y poner a la compañía en la senda de la rentabilidad y creemos que se ha cumplido con creces.

Las previsiones para el 2017, según el presupuesto publicado a principios de año, era alcanzar EBITDA positivo en el tercer trimestre y finalizar el ejercicio con 210 mil euros de EBITDA. Sin embargo, Gigas alcanzó EBITDA positivo ya en el 1er. trimestre y espera finalizar el año con una cifra cercana a los 600 mil euros de EBITDA, alrededor de un 10% del importe neto de la cifra de negocios y casi el triple de lo previsto.

Gigas opera en el mercado de Infraestructura como Servicio (IaaS, "Infrastructure as a Service", en su acepción inglesa) o alojamiento de servidores en la nube, que está disfrutando de unos fuertes crecimientos de alrededor del 25% a nivel mundial. En seis años de operación (2012-2017), Gigas ha sido capaz de captar más de 3.600 clientes empresariales, lo que le convierte en uno de los proveedores IaaS de referencia en España y la única empresa española proveedor de cloud pública de la Comisión Europea.

El modelo de negocio de Gigas es intensivo en capital, debido a las inversiones en infraestructura informática necesarias (en 2017 se espera un ratio capex vs ventas de algo más del 14%) pero cuenta con una recurrencia de ingresos y baja pérdida de clientes, que una vez cubiertos los gastos fijos permiten alcanzar una alta rentabilidad (EBITDAs por encima del 30% incluso del 40% son comunes en el sector). El margen bruto de Gigas está ya por encima del 78%, superior al 74% previsto, debido sobre todo a que la plataforma cloud de la compañía ha sido desarrollada internamente y permite unos ahorros considerables en licencias de terceros.

Con unos gastos fijos estables y un alto margen bruto, Gigas está siendo capaz de convertir el grueso de la nueva facturación en EBITDA. Este crecimiento de la rentabilidad ha quedado nítidamente probado en estos los primeros nueve meses del ejercicio 2017, donde el crecimiento del EBITDA ha sido, de media, de 134 mil euros por trimestre.

Gigas estima acabar 2017 con unos 7 millones de euros de facturación bruta (6 millones de euros de importe neto de la cifra de negocios) y unos 600 mil euros de EBITDA, lo cual supondría un crecimiento de casi el 25% en el importe neto de la cifra de negocios, frente a los 4,8 millones de euros conseguidos en 2016 y una importante subida en EBITDA, desde los 186 mil euros negativos de 2016 a los casi 600 mil euros de 2017. Con estas cifras, la compañía alcanzaría un runrate a final de año de algo más de un millón de euros de EBITDA anual (representando aproximadamente el 15% del runrate de los ingresos netos) y estaría ya muy próxima a una posición de Beneficio Neto positivo.

Gigas estima acabar 2017 con 7 millones de euros de facturación bruta y unos 600.000 de Ebitda

La empresa ha sentado así las bases para continuar su crecimiento orgánico a ratios en el entorno del 25% anual, a través de los países en los que está presente (España, Colombia, Chile, Perú, Panamá, México) y está preparada para atender las oportunidades de crecimiento inorgánico que presenta el sector, aun bastante fragmentado.

La compañía ha alcanzado una masa crítica que le permite obtener buenos ratios de rentabilidad y competir mejor frente a grandes proveedores. Para 2018, Gigas continuará con su crecimiento orgánico, manteniendo ratios en el entorno del 25% y aumentando su facturación en Latinoamérica, la cual ya supone algo más de la mitad de sus ingresos. Gigas entraría así en Beneficio Neto positivo y empezaría a generar caja.España continúa creciendo a buen ritmo, con proyectos cada vez mayores.

En Latinoamérica se ha incrementado la fuerza de ventas comercial y sobre todo se ha invertido en la creación de canal de distribución formado por empresas de tecnología, consultoría e integración de sistemas, que permita, sin grandes gastos, incrementar la cobertura geográfica y el crecimiento de las ventas en la región de forma eficiente.

La compañía está además estudiando oportunidades de consolidación en el sector y espera acelerar su crecimiento mediante compras selectivas que aporten sinergias y valor a Gigas, para así incrementar ventas y EBITDA de forma importante y consolidar su posición de empresa local líder de cloud computing en los países en los que opera.