Las autonomías tendrán que ajustar su déficit al 0,3% a final de año y no al 0,7% pactado con el estado debido a la falta de gobierno, lo que supondrá 4.000 millones de infrafinanciación para las comunidades autónomas, todo ello según sus responsables conllevará a retrasos en el pago a proveedores. No obstante, ante estas incertidumbres hay alternativas como la cesión de créditos sin recurso que ofrece Banca Farmafactoring.

Cuando hablamos de cesión de créditos sin recurso, ¿a qué nos estamos refiriendo?
Se trata de la compra por parte de Farmafactoring de facturas que una empresa posee derivado de la venta de unos productos o la prestación de servicios y que se encuentran pendientes de pago. Esta compra se realiza a un precio definido y pactado con el cliente desde el inicio, y el vendedor deja de tener el riesgo de cobro en caso de problemas de insolvencia del cliente final.

¿Qué le puede llevar a una empresa a querer vender sus facturas? Los motivos pueden ser diversos. Empezando por la disminución a la exposición de riesgo país en una etapa de incertidumbre política, pasando por deseo de obtener liquidez frente a unos plazos de pago de sus clientes muy dilatados, la  mejora de los ratios de balance mediante la trasformación de un activo menos líquido a uno más líquido como es la tesorería, la disminución del riesgo o exposición frente a un determinado cliente o clientes o simplemente a una externalización de todas las fases posteriores a la venta de un producto (desde la emisión de la factura hasta el cobro)

¿Qué es capaz de ofrecer Farmafactoring a sus clientes? Farmafactoring proporciona a sus clientes un servicio que aúna sencillez y una gran variedad de soluciones a un precio muy contenido, todas ellas adaptadas a proveedores de la administración pública, que es el sector donde estamos especializados. Entre ellas caben destacar las siguientes.
Provee liquidez pues adelanta el cobro de las facturas al momento de la venta de las facturas.
  • Elimina el riesgo para el cedente. Pudiendo este darse de baja las facturas de Balance y no respondiendo por tanto de la insolvencia del deudor.
  • No reduce la capacidad de endeudamiento, o explicado de otro modo, no consume CIRBE, , creando sinergias ya que se puede incluso reducir el endeudamiento con la venta de dichas facturas.
  • Gestionamos la cartera adquirida teniendo un contacto recurrente con todos los deudores cedidos eliminando cargas administrativas.
 
¿En qué se diferencian esas soluciones respecto a otros productos del mercado?  En primer lugar se trata de un producto denominado como TRUE SALE, es decir reúne todos los requisitos para que las empresas puedan darse de baja las facturas de su balance puesto que reúne los requisitos especificados en la normativa contable IFRS y US GAAP.

Estamos presentes en Italia, España, Portugal, Polonia, República Checa y Eslovaquia ofreciendo soluciones adaptadas a nuestros clientes para todo ese ámbito geográfico.

El coste de la operación es conocido desde el inicio, no existen costes adicionales a los indicados en la fecha de la operación, lo que elimina cualquier incertidumbre en el coste de la operación.

No consume CIRBE cosa que no ocurre con otros productos financieros.

Estamos especializados en la compra de facturas de proveedores de la administración pública, que en muchos casos no son cubiertos por los bancos tradicionales por su incertidumbre en el plazo de cobro.
La sencillez del producto permite que en 6 simples pasos se pueda perfeccionar una operación, desde un primer contacto hasta su finalización.
 
¿Cuáles son las claves que permiten estar operativos en buena parte de Europa?

Los países en los que operamos presentan características comunes, y además contamos con personas y recursos tecnológicos muy especializados en la operativa de Factoring lo que nos permite desarrollar unos productos sencillos y ágiles que cumplan las necesidades de nuestros clientes. Todos estos factores son los que nos permiten destacar frente a otros operadores.
 
¿Podría ponerme algunos ejemplos de necesidades concretas de sus clientes?

Si, la verdad es que como comentaba anteriormente nuestros productos satisfacen necesidades distintas. Tenemos clientes que al estudiar presentarse un concurso público nos piden que les analicemos la compra de las facturas, para evitar preocuparse por la necesidad de fondos en ese concurso y evitar abrir nuevas líneas de financiación, otros que tienen exposiciones relevantes con la administración pública y además con una incertidumbre de pago enorme y desean estabilizar su tesorería y algunos otros que su interés es mejorar los ratios de balance de cara a final de año, la verdad es que no todos los proveedores de la administración pública buscan las mismas soluciones, aunque la mayoría de ellos si sufren los retrasos de pago de sus facturas en mayor o menor medida.

¿Qué tiene que hacer un cliente para vender su cartera de facturas?  Este es un proceso en el que hemos dedicado grandes esfuerzos, para hacerlo sencillo, ágil y eficaz. Como decía, consta de 6 sencillos pasos, donde el primero es remitirnos su cartera de facturas a cobrar de la administración pública para operativa one-shot o su facturación anual si su interés es una operación revolving o recurrente. Una vez remitida la cartera y analizada, les daremos un precio de compra y tras la aceptación de dicha propuesta podemos firmar el contrato de cesión de los créditos y su elevación a público.

Para finalizar y aprovechando sus conocimientos en la gestión del riesgo de crédito y  liquidez de las empresas ¿Ante un escenario de incertidumbre política como la que vivimos en España, que pautas básicas hay que seguir para no verse afectado por dicha incertidumbre?
No hay recetas universales para evitar el riesgo de crédito y de liquidez de las compañías, no obstante si hay unas prácticas comunes que merece la pena llevar a cabo. En primer lugar hay que conocer a que riesgos nos enfrentamos, parece algo nimio pero a veces sorprende que riesgos no valoramos y que pueden afectarnos de golpe.

Una vez conocidos, hay que estudiar las herramientas que nos permitan reducirlo. Algunas las podremos desarrollar internamente, como puede ser un scoring interno que permita conocer el riesgo real de nuestras cuentas a cobrar, o unos límites máximos por contraparte y otras herramientas se pueden encontrar en el mercado, como por ejemplo la venta de créditos sin recurso. El secreto no es decir que “no” a todo aquello sobre lo que percibamos riesgo, sino buscar las alternativas para incrementar ventas y a la vez minimizar riesgos, ahí es donde se sabe reconocer a una empresa que sabe manejar sus riesgos.